Agencia
Veracruz.- Sebastián Alpuche Gómez, un joven deportista del equipo de fútbol amateur, “Armadillos” del Cobaev 34 de Nanchital al sur de Veracruz, fue secuestrado el 18 de junio pasado, sus victimarios exigieron el pago de un rescate, este fue pagado por su familia, sin embargo, no respetaron su vida: su cuerpo sin vida fue hallado el sábado, a las orillas del Río Coatzacoalcos.

Con el féretro de Alpuche Gómez, amigos, familiares, estudiantes y catedráticos exigieron justicia en Nanchital, para que este crimen no quede impune, informa el portal Proceso.com.

“Queremos justicia, ningún muerto más, ningún joven muerto más, ningún deportista muerto más, ningún hijo muerto más, Nanchital está de luto”, indicaron amigos y familiares durante el homenaje-despedida del futbolista.

También te puede interesar: Mujer acusa a cajera de avisar a asaltantes que retiró $90 mil

Junto al cuerpo de Alpuche, aparecieron en el río dos cadáveres más, cuya identidad hasta el momento se desconoce. Los compañeros del equipo “Armadillos”, donde jugaba, dieron a conocer una carta abierta donde mostraron su indignación.

“Armadillos de la selección de fútbol varonil del Cobaev 34, no dará condolencias ante la irreparable pérdida que hoy aqueja a nuestro plantel y a la familia de Sebastián, ¡no! lo que hacemos es unirnos a las voces de todos y cada uno de los que lo conocimos y gritar fuerte: ¡queremos justicia!”.

En la carta exigieron la inmediata renuncia del Secretario de Seguridad del Estado, Jaime Tellez Marie, exigen que la presidenta municipal de Nanchital, Zoila Balderas Guzmán encabece el reclamo ante el gobernador, el panista-perredista, Miguel Ángel Yunes Linares.

“Gritamos junto al pueblo, a la comunidad estudiantil, a la comunidad deportiva, a los docentes y autoridades de nuestro plantel, a la sociedad de Nanchital: ¡queremos justicia, ningún alumno muerto más, ningún joven muerto más, ningún deportista muerto más, ningún hijo muerto más”, añaden.

En respuesta, durante la reunión del Grupo Coordinación Veracruz, Yunes lamentó que la familia de Sebastián Alpuche rechazó la ayuda de la Unidad Anti Secuestro de la Fiscalía General del Estado (FGE).

“Ofreció la ayuda a la familia, desafortunadamente no aceptó el apoyo y el resultado es lo que sucedió, lamentamos mucho el hecho”, excusó.

Yunes incidió que los índices delictivos, incluyendo el secuestró, van a la baja, pues los resultados de la Unidad Antisecuestros han sido muy positivos.