Agencia
LONDRES, Reino Unido.- El príncipe Harry dejó en claro que su esposa Meghan Markle está por encima de todo, incluso el protocolo real.

Así lo hizo notar el menor de los hijos de la fallecida Lady Di durante el pasado fin de semana que viajó a Escocia para unas vacaciones familiares.

La estadía de la familia real en Escocia incluyó el hospedaje en el castillo del Balmoral, uno de los sitios favoritos de la reina Isabel II.

También te puede interesar: Televisoras británicas vetan a familia de Meghan Markle

Entre las actividades de esta escapada veraniega de la familia real británica, estuvo presente una tradición que data de 1853: la caza del urogallo real.

En dicha actividad participó la gran mayoría de la familia real, a excepción del príncipe Harry, según informó el portal Marie Claire.

El príncipe Harry realizó su primera caza de urogallos a los 12 años de edad, de acuerdo con información del diario británico Express.

Sin embargo, el ahora duque de Sussex no participó en esta caza para tranquilizar a su esposa Meghan Markle, quien siempre se ha mostrado a favor de los derechos de los animales.

Pero esta no sería la primera ocasión en que el hermano del príncipe William omite una cacería de esta magnitud.

"Esta postura del príncipe supuestamente habría 'aturdido' a la familia real".

En diciembre de 2017, durante la realización del Boxing Day, el príncipe Harry rehusó participar en otra cacería, justo poco después de anunciar su compromiso con Meghan Markle, según informó The Sun.

De acuerdo con el mismo portal, esta postura del príncipe Harry, supuestamente habría 'aturdido' a la familia real.

"El Boxing Day siempre será complicado. Meghan es una gran defensora de los derechos de los animales y no le gusta cazar en ninguna forma", señaló una fuente real.

"A Harry le encanta y siempre ha estado en el Boxing Day. Pero si eso significa romper con tradiciones reales de largo tiempo para evitar molestarla, que así sea. Es justo decir que hay algunas caras bastante atónitas por aquí", indicó la misma fuente.

De acuerdo con Marie Claire, aún no está claro si Meghan le pidió a su esposo no participar en la cacería o si el príncipe Harry tomó la decisión de manera personal, pero tal parece que el punto de vista de su esposa acerca de los derechos de los animales habría jugado un papel importante.