Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- Luego del pánico que causó una alarma por un ataque de un misil en Hawaii, los ciudadanos buscaron la manera de refugiarse, apagaron todos sus aparatos eléctricos e intentaron salir de las islas, pero más de media hora después, y con el fin de regresar a la calma, los hawaianos encontraron una manera de relajarse.

De acuerdo a Milenio, el pasado 13 de enero, los habitantes de Hawái despertaron en alerta máxima. Cerca de las 8:10 horas, un mensaje les avisaba que un misil balístico se dirigía inevitablemente a la isla. La alerta incluía una recomendación para buscar refugio y la frase fatalista "Esto no es un simulacro".

También te puede interesar: Terror en Hawai: alertan por llegada de misil

Por fortuna, la alerta era falsa, según se informó unos 38 minutos más tarde. Pero a los hawaianos el susto les provocó dos cosas: dejar de ver porno mientras duraba la incertidumbre y relajarse consumiendo casi 50 por ciento más contenido erótico de lo habitual.

Según datos de Pornhub, los datos de tráfico en tiempo real registraron una caída súbita inmediatamente después de que la alerta fue enviada. "Para las 8:23, el tráfico estaba 77 por ciento más bajo en comparación con un sábado típico".

Cuando se hicieron las aclaraciones correspondientes y el alivio se sintió en todo el territorio hawaiano, los niveles de tráfico y las páginas vistas por minuto comenzaron a regresar a la normalidad.

Pero la sorpresa que se llevó Pornhub es que unos quince minutos más tarde, hacia las 9:01, el sitio registraba niveles de tráfico 48 por ciento más altos de lo habitual.

Esta gráfica muestra el comportamiento de los usuarios de Pornhub en Hawaii durante la confusión por el falso misil.