Agencia
GUADALAJARA, Jalisco.- Con mayor coordinación con el gobierno federal, las autoridades estatales buscarán evitar una nueva confusión como la ocurrida la madrugada de este lunes, cuando efectivos de la Marina Armada de México dispararon desde dos helicópteros cuando tenían enfrente un convoy de la Fuerza Única en Jilotlán de los Dolores, expuso el gobernador del Estado, Jorge Aristóteles Sandoval.

"Se trató de un error, afortunadamente no hubo lesionados, pero esto se tiene que afinar. Creo que era una estrategia de coordinación, debemos tener una mayor comunicación", indicó el gobernador, según datos del diario El Informador.

También te puede interesar: Enfrentamiento entre marinos y delincuentes dejó siete muertos

Hacia las 1:26 horas del lunes, se notificó vía radio que cinco unidades de la Fuerza Única fueron agredidas por helicópteros de la Marina a la altura del crucero de la ''Ruana'', en Jilotlán de los Dolores, cerca de los límites con Tepalcatepec, en Michoacán.

Los elementos de la Fiscalía buscaron de inmediato guarecerse del ataque sin repeler la agresión para después solicitar ayuda a los mandos. De inmediato las autoridades estatales buscaron comunicarse con la Octava Fuerza Naval y autoridades de Michoacán y Colima para tratar de aclarar que se trataban de elementos estatales.

Sin embargo, tardaron en establecer comunicación con las autoridades federales para tratar de evitar la agresión, puesto que después de las dos de la mañana se repitieron los disparos. Fue hacia las cuatro de la mañana que los elementos de los helicópteros recibieron la notificación y se retiraron.

Sandoval explicó que la presencia de las autoridades estatales en la zona obedecía a indagatorias sobre el homicidio de de Juan Carlos Andrade Magaña, presidente municipal con licencia de Jilotlán de los Dolores, quien falleció por arma de fuego en una aparente emboscada este domingo.

"Esto no puede volver a suceder, sí, efectivamente necesitamos una mayor comunicación, coordinación y coadyuvancia sobre todo en esta región, entre Tepalcatepec y Jilotlán, compleja que está vigilada por la Marina".

Sandoval explicó que la presencia de las autoridades estatales en la zona obedecía a indagatorias sobre el homicidio de de Juan Carlos Andrade Magaña, presidente municipal con licencia de Jilotlán de los Dolores, quien falleció por arma de fuego en una aparente emboscada este domingo.