Agencia
BUENOS AIRES, Argentina.- ¿Qué habría sido de Ryan Reynolds sin Deadpool? Tal vez seguiría haciendo de galán de comedias románticas, algún protagónico de tanto en tanto, o papeles secundarios más o menos dignos según la buena suerte.

También te puede interesar: ¿Quién entregará a Meghan Markle el día de su boda?

Lo que seguro no habría ocurrido es que se transformara en la estrella que es hoy: ya había participado en unos cuantos fracasos que amenazaban con hundirlo cuando, al borde de los 40 años, Wade Wilson cambió su vida, informó el periódico El Clarín de Argentina.

“Nunca encontré un papel que me quedara mejor, y viceversa. Amo a Deadpool, espero poder interpretarlo la mayor cantidad de veces que pueda. No me importa ser encasillado: ese es un problema suntuario. El 99% de los actores está sin trabajo”, dice Reynolds en una teleconferencia con medios latinoamericanos a propósito del estreno, el jueves próximo, de Deadpool 2.

El ex marido de Scarlett Johansson quería ser Deadpool desde 2004: cuenta la leyenda que leyó una de las historietas y se identificó a tal punto con el personaje que se obsesionó. Cinco años después había escrito un guión junto a Rhett Reese y Paul Wernick, pero no conseguía que Fox se entusiasmara con el proyecto.

“Era una película que el estudio nunca iba a impulsar. Hizo falta que se filtraran imágenes de una filmación de prueba para que Internet hablara, y entonces el estudio a regañadientes acordó hacerla. A diferencia de otros superhéroes, Deadpool fue creado por la gente”.

Una de las razones por las que Fox no quería arriesgarse era el propio Reynolds, que no parecía haber nacido para estos trotes: había interpretado a un desangelado Deadpool en la fallida Wolverine y, después, había quedado al borde del ridículo en Linterna Verde. Y él no sólo era el protagonista, sino también coguionista -en Deadpool 2 figura como tal en los créditos por primera vez, pero en la anterior también había participado en los libros- y productor.

De acuerdo con Tn13 noticias el filme de este superhéroe además de ser una revelación, revela el mayor cameo de Deadpool 2, pues el personaje invisible es una estrella de Hollywood muy querida.