Agencia
ESTADOS UNIDOS.- Un hombre que accedió en estado de ebriedad a casa de su vecino en Raytown, Missouri (Estados Unidos), pensando que era la suya, estranguló hasta la muerte al propietario de la vivienda al pensar que era un intruso.

La policía cree que Michael Augustine, de 43 años, estaba borracho cuando presuntamente asesinó a Clifton King, un veterano de guerra de 60 años, según la cadena local WDAF-TV, informa el portal La Vanguardia.

Las casas de ambos están separadas por apenas 150 metros de distancia. Fue el propio Augustine quien llamó a los agentes informando que había un intruso en su casa. Les dio su dirección, y comentó que tenía al asaltante “inmovilizado“ en el patio delantero, donde lo mantendría hasta que llegaran los agentes.

También te puede interesar: Tatuajes delataron a ex líder Yakuza prófugo en Tailandia

Cuando la policía llegó a su domicilio lo encontró vacío. Al patrullar por la zona encontraron a los dos hombres en el jardín de la casa de King. Augustine parecía haber asfixiado al propietario de la vivienda; los vecinos declararon a la policía que el asaltante creía que la casa de King era suya.

El agredido fue trasladado al hospital y declarado muerto minutos después. Según documentos judiciales, Augustine desprendía un fuerte olor a alcohol y farfulló un discurso ininteligible cuando los agentes le tomaron declaración. Además, en una de las fotos policiales, el arrestado se muestra sonriente y aparentemente desubicado.

El hombre ha sido acusado de homicidio involuntario de primer grado. Según fuentes cercanas al caso, no está claro qué hace para ganarse la vida ni cuándo se mudó al vecindario.

Los vecinos, conmocionados por el suceso, describieron a la víctima como un “buen vecino que sirvió al país”. El fallecido vivía solo tras separarse recientemente de su mujer.