Agencias
CIUDAD DE MÉXICO.- Historias de borracheras hay muchas, cientos de personas tienen por lo menos una para contar, sin embargo, algunas son más extremas que otras, como la de este hombre que hizo algo ‘insólito’.

También te puede interesar: Tenía calor y abre la puerta de emergencia... ¡de un avión!

De acuerdo con el portal Excelsior, resulta que en la provincia de Sichuán, China, un hombre bastante pasado de tragos decidió hacer retos con sus amigos para ver quién era el más valiente de la noche. 

Entre las apuestas sin sentido, el sujeto se animó a tragarse una enorme vara de metal de 20 centímetros para demostrarle a sus colegas su 'osadía'.

¿Cuál sería el premio? cerca de 800 dólares.  Y si, aunque no lo creas, logró engullir el objeto dentro de un cilindro de plástico, lo cual facilitó su ingestión.

De acuerdo con el medio local South China Morning Post, pasó más de un año hasta que el hombre decidió acudir a un médico a pesar que no presentaba ningún dolor ni síntomas preocupantes.

Para sorpresa de los especialistas, una radiografía estableció que la barra todavía se encontraba en su estómago y reveló que uno de sus extremos había perforado su pared gástrica.

Sin pensarlo mucho -al igual que en la noche de juerga- el afectado tomó la decisión de someterse a una intervención quirúrgica para eliminarlo.

Por lo complicado de la operación, los cirujanos tardaron más de una hora en retirarla y el costo de la intervención superó con creces el monto de su apuesta, pues le costó 3 mil dólares.

Según el médico que lo operó, en la actualidad el hombre se encuentra recuperándose.

Estamos seguros que ahora pensará dos veces antes de involucrarse en retos, al menos mientras esté bajo los efectos del alcohol.