Agencia
TIJUANA.- Los hombres con vasectomía o diagnosticados con azoospermia o espermatozoides no encontrados en el semen eyaculado, pueden volver a ser padres con sus propias células hasta con una tasa de 70% de embarazo.

La directora del Laboratorio de Embriología de Vida Instituto de Reproducción Humana del Noroeste, Alejandra Victores Monroy, explicó que este factor no impide a los hombres experimentar nuevamente la paternidad a través de la biopsia testicular, informó Notimex.

La bióloga indicó que la biopsia del testículo consiste en obtener espermatozoides cuando éstos no se consiguen por eyaculación, posteriormente utilizarlos en Fecundación in Vitro mediante una técnica de reproducción asistida.

También te puede interesar: ¿La soja causa cáncer e infertilidad? Esto dicen estudios

Esta pueda ser la Inyección Intracitoplasmática de Espermatozoides (ICSI por sus siglas en inglés), “se realiza una incisión en la piel del escroto de unos dos o tres centímetros, extrayendo tejido testicular que será analizado en laboratorio”.

La responsable del laboratorio de embriología indicó que los espermatozoides obtenidos pueden ser utilizados directamente para fecundar a los óvulos con el ICSI o congelarlos para emplearlos después, a una temperatura de menos 196 grados.

Victores Monroy precisó que los espermatozoides congelados no pierden su calidad, y en el caso de que éstos no se logren extraer con la biopsia testicular, se recomienda utilizar el semen de un donante para el tratamiento reproductivo.

La directora del Laboratorio de Embriología de Vida Instituto de Reproducción Humana del Noroeste, agregó que esta técnica actualmente también les brinda una tasa del 70 por ciento de fertilización.