Agencia
ESPAÑA.- El escándalo durante la celebración de la Pascua de 2018 será un hito que la familia real española querrá borrar de su memoria tan rápido como se pueda. Y a juzgar por la decisión de los medios estatales del país europeo, la idea ya se puso en práctica.

Y continúa la polémica por la situación de la que se habló este martes concerniente al momento de tensión que se vivió entre la reina Letizia y Doña Sofía a final de la misa de Pascua en Palma de Mallorca, publicó Vanidades.

También te puede interesar: La reina Letizia y doña Sofía 'pelean' afuera de una iglesia

Todo comenzó cuando se dio a conocer un video en el que la exsoberana buscaba tomarse una fotografía con sus nietas, pero la esposa del rey Felipe VI de España se acercó para impedirlo.

Para infortunio de Letizia, de 45 años, esta historia no termina ahí. Ahora se ha dado a conocer otro video en el que parece que ella limpia la frente de la princesa Leonor luego de que su abuela, Sofía, le diera un beso. Queda en duda si eso fue lo que hizo o simplemente le estaba acomodando el cabello. 

Sin duda, las imágenes pertenecen al mismo día cuando salían de la misa de Pascua. Luego de esto, Doña Sofía se marchó en busca de su marido, el rey Juan Carlos, quien aparentemente fue testigo de todo lo sucedido, pero no se pronunció al respecto.

Momentos más tarde, la familia posó, muy sonriente y como su nada hubiera pasado, para las cámaras de los periodistas que se dieron cita en la catedral de Palma.

Según reportan algunos medios, posteriormente, la reina Letizia decidió saludar a las autoridades eclesiásticas sin esperar a su esposo, el rey Felipe VI, y sin guardar el protocolo.