Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.-A un mes de que policías de Indonesia encontraron el cadáver de un orangután flotando a la orilla del río, dos hombres fueron arrestados por dispararle a un orangután en más de 15 ocasiones, decapitarlo y arrojar su cadáver a un río.

De acuerdo con Radio Fórmula, la policía informó que los dos sujetos, empleados de las plantaciones de caucho en la isla de Borneo, declararon que masacraron al animal en peligro de extinción porque actuaron en defensa propia: "Afirmaron que mataron al orangután porque tenían miedo de ver venir a un animal tan grande", dijo el jefe de la policía de Borneo Central, Anang Revandoko en entrevista con AF, citada por Daily Mail. 

También te puede interesar: Decena de policías detienen a 'peligrosa' iguana

Los investigadores explicaron que los orangutanes tienen brazos enormemente poderosos y pueden alcanzar la misma estatura que los humanos, pero son indefensos a menos que su hábitat se vea amenazado.

El jefe de la policía comentó: "Los hombres dispararon al animal varias veces, pero (informaron) no murió". En el lugar, se encontró un machete presuntamente utilizado para atacar al animal. 

"Uno de ellos lo decapitó por detrás, luego enterraron su cabeza en el patio trasero de su casa y tiraron el cuerpo en el río", relató Revandoko. 

Si los sujetos, de 32 y 41 años, son declarados culpables podrían enfrentar hasta cinco años de cárcel bajo las leyes de conservación de Indonesia, señaló. 

Las imágenes del cuerpo del primate circularon en redes sociales y provocaron una airada reacción de los activistas en pro de los derechos de los animales, ya que la población del orangután de Sumatra es de poco menos de 15 mil, de acuerdo con la UICN.
La destrucción de su hábitat selvático se debe a la tala desenfrenada y la rápida expansión de las plantaciones de aceite de palma. 

Además, los orangutanes son atacados por los aldeanos y trabajadores de las plantaciones, porque los ven como una plaga.