Agencia
Alemania.- Un supuesto intento de asesinato con alimentos envenenados en una empresa ubicada al noroeste de Alemania ha llevado a la Policía y a la Fiscalía a investigar a detalle otras 21 muertes; pues existe la probabilidad de estar relacionadas.

Todos los casos, algunos de ellos del año 2000, corresponden a empleados de una misma empresa ubicada en Schloss Holte-Stukenbrock, y que murieron antes de jubilarse, principalmente por ataques cardíacos y cáncer, señaló el comunicado oficial.

La policía investiga concretamente a un sospechoso por estos casos, un sujeto de 56 años que trabajaba en esta empresa y del que se detectó un comportamiento extraño por medio de las cámaras de vigilancia; luego de que un compañero de trabajo se diera cuenta de la presencia de una sustancia extraña en su bocadillo.

También te puede interesar: ¡Entérate! Empleado vendía pizzas envenenadas en...

La Policía de Investigaciones de lo Criminal del “Land” de Renania del Norte-Westfalia abrió una indagación por sospechar que la causa de las muertes sea intoxicación grave.

Hasta el momento, el sospechoso se ha negado a hacer declaraciones al respecto, pero el comunicado emitido por parte de la Policía señaló que se encontraron sustancias susceptibles de ser empleadas para producir un veneno, entre ellas mercurio, plomo y cadmio.

Las investigaciones señalan que en el bocadillo del empleado que detectó la sustancia extraña contenía restos de acetato de plomo en cantidad suficiente para provocar daños en sus órganos vitales.

La Policía de Bielefeld ha creado una comisión especial de 15 miembros para indagar las muertes, contactar con los familiares y médicos que les atendieron; además de exhumar a los cuerpos si es necesario.