Agencia
ESTADOS UNIDOS.- A pesar de que la compañía ha mencionado en repetidas ocasiones que las ventas del iPhone X han sido muy buenas y que han generado ingresos históricos para Apple, la realidad es que las unidades vendidas estuvieron por debajo de lo esperado, y las consecuencias ya están apareciendo, pues según reporta un informe de Nikkei, Apple reducirá en un 20% la producción de sus teléfonos inteligentes en 2018, indica el portal de noticias UNOCERO.

Esto contempla a los modelos ya presentados como el iPhone X, y a los tres supuestos modelos que se presentarán en septiembre de este año, pues a pesar de que ofrecerán diferentes gamas de precio y características, Apple espera vender un 20% menos iPhone en comparación con el año anterior.

También te puede interesar: A un lado iPhone X!, Galaxy S9 domina las ventas mundiales

Parece que uno de los principales obstáculos para la venta del iPhone X ha sido el precio, que alcanzó un nivel nunca antes visto en los teléfonos de Apple, pues es cercano a los mil dólares, que en México son casi $23,500 pesos para el modelo más sencillo.

Y es que según Nikkei, Apple planea tener unos 80 millones de unidades distribuidas este año, que no por eso significa que serán unidades vendidas, pues en caso de producir más es probable que Apple tenga exceso de inventario, lo que obligaría a la empresa a bajar el costo de sus teléfonos, a lo que algunas fuentes de Nikkei han catalogado como una apuesta conservadora por parte de la compañía.

Así mismo, Nikkei menciona en su informe que ha sido la propia Apple la que ha avisado a sus suministradores que hagan el recorte de la producción antes mencionada, por lo que no se trata de un análisis o suposición.

Esta podría ser la primera vez en mucho tiempo que Apple ve como sus iPhone no están obteniendo los resultados esperados, primero con las ventas más bajas en comparación con los planes trazados para el iPhone X, y ahora con una baja en la producción de toda su gama de iPhone este año.

Por supuesto que esto ya ha traído una caída del 2% en las acciones de la compañía, lo que incluso podría ocasionar que no logre convertirse este año en la primer empresa con un valor de un billón de dólares en el mercado, es decir, mil millones de dólares.