Agencia
ESTADOS UNIDOS.- El tiempo parece estar dando la razón a Apple en su insistencia por convencer a los usuarios de Android que se pasan al sistema operativo propietario de la compañía de Cupertino. La rivalidad entre ambas plataformas, sobradamente conocida, se ha acrecentado en los últimos años a medida que el mercado de telefonía crecía de manera exponencial hasta llegar a una actual situación en la que estos dispositivos se encuentran en el centro del día a día de millones de personas.

Un nuevo informe emitido por Consumer Intelligence Research Partners (CIRP) estima ahora que entre un 15 y un 20 % de los nuevos compradores de iPhone en el último trimestre provinieron de la plataforma de Google, dando así una oportunidad a la empresa liderada por Tim Cook. Novedades que llegan después de que Apple volviera a hacer especial énfasis durante los pasados meses de abril y mayo a través de anuncios en las bondades que ofrece el iPhone respecto al resto de teléfonos, donde destacaban aspectos como la seguridad, la fiabilidad o la simplicidad de la plataforma, indica el portal de noticias Hipertextual en su sitio web.

También te puede interesar: Apple estaría trabajando en unos nuevos audífonos inalámbricos

Triunfan los económicos

De manera poco sorprendente, entre los usuarios que cambian de Android a iOS no se encuentra el iPhone X entre los modelos preferidos por los usuarios, cediendo el protagonismo a los más económicos iPhone 8 y 8 Plus (elegidos por un 40 % de los usuarios que han cambiado), seguidos del 7 y el 7 Plus (25 %). Algo natural si se tiene en cuenta que el precio medio de los dispositivos Android suele ser ciertamente inferior que el del modelo más premium de Apple. Además, "como todo en un iPhone es nuevo para ellos, hay menos valor en la compra del último buque insignia con las funciones más avanzadas", añade uno de los fundadores de CIRP.

Destaca también la preferencia de los modelos Plus sobre aquellos de dimensiones más contenidas, algo que es razonable también atendiendo al histórico de smartphones de Android, donde los teléfonos con mayor tamaño de pantalla llegaron antes que al iPhone. De igual manera, resulta interesante la preferencia de aquellos que vienen de Android sobre el iPhone SE, el modelo de entrada de Apple y que cuenta con el doble de ventas entre los usuarios mencionados que entre los que renuevan su dispositivo iOS por otro.

Unos porcentajes, en definitiva, que revelan parte de la influencia de Apple al crear una transfusión de usuarios hacia sus dominios, algo que puede verse potenciado con los modelos que llegarán este año. Se espera que la compañía presente en septiembre nuevos dispositivos con precios más contenidos y apariencia similar a la del actual iPhone X, algo que podría generar una mayor aceptación entre aquellos que están planteándose dar el salto de una plataforma otra al adoptar un diseño más moderno y llamativo.