Agencia
MÉXICO.- Estamos a unos días de que salga al mercado el nuevo iPhone X y no sólo Apple está aprovechando la popularidad del teléfono, sino también los cibercriminales que utilizan las redes sociales para ofrecer los teléfonos a precios increíbles o incluso hasta gratis con tal de obtener tu información, informó el portal Milenio.

Un nuevo reporte de ZeroFOX, una empresa experta en seguridad digital en redes sociales, concluyó que el contenido malicioso relacionado con los nuevos iPhone (8 y X) se propaga cada vez más en plataformas como Facebook, Instagram y YouTube.

También te puede interesar: Apple prepara junto a LG iPhone con pantalla 'flexible'

La empresa asegura que los hackers alientan a los usuarios a hacer clic en un link malicioso, seguir una página o perfil o compartir cierto contenido e incluso hasta compartir información personal. Según la compañía, detectó 532 cuentas fraudulentas que utilizan alguno de estos métodos.

En entrevista con el sitio especializado The Verge, Phil Tully, investigador de ZeroFOX, el encontrar estas cuentas no fue nada difícil, pues “cuando alguien ofrece un iPhone gratis, definitivamente es una alerta roja. Las probabilidades de que sea real son muy bajas”.

'Mercado negro'

De acuerdo con el estudio, cuando una página está diseñada para acumular grandes cantidades de seguidores y likes es porque cuando logre su objetivo, puede lanzar ataques masivos o cometer actividad fraudulenta e incluso, la cuenta podría ser vendida en el mercado negro a ciberdelincuentes. A esto se le llama fame farming o cosechador de fama.

Tan sólo hacer una búsqueda sencilla en Facebook con el término "iphone gratis", la plataforma arroja cientos de resultados que te invitan a participar en el sorteo de uno de esos teléfonos o te dicen qué debes hacer para obtenerlo.

Para evitar caer en este tipo de estafas, la empresa recomienda lo siguiente:

Dudar de las ofertas que se ven en redes sociales y verificar que la cuenta sea oficial, generalmente identificada con una palomita azul.

Fíjate en la url del sitio. Si está mal escrita la marca o tiene una extensión extraña o no tiene el protocolo de encriptación (identificada con SSL o TLS en la url) no es un sitio seguro.

Activa la doble identificación en tus cuentas o las alertas que te avisen cada que se inicia sesión.

Revisa a quién sigues. Mientras más cuentas sospechosas sigas es más probable que seas víctima.

Mantén activado tu antivirus.