Agencia
Estados Unidos.- El director de Titanic (1997), James Cameron, reveló, 20 años después del estreno de la superproducción hollywoodense, el por qué Leonardo DiCaprio, que en la película recrea al personaje Jack Dawson, debía morir con tal de salvar su amada Rose Dewitt Bukater, caracterizada por Kate Winslet.

En una entrevista concedida a la revista Vanity Fair, el cineasta canadiense de 63 años, cuestionó a los fans del filme que creen que el rubio podría haber tenido mejor suerte si es que su enamorada le hubiese hecho un espacio en la puerta que quedó flotando, y que le salvó la vida a ella, informa Excélsior.

También te puede interesar: 'Coco' domina la taquilla en Estados Unidos

Ante la polémica y las hipótesis en torno al controvertido final, Cameron advirtió que si Jack hubiese sobrevivido a la hipotermia y al ahogamiento, "el final de la película no tendría sentido”, ya que la historia se basa en un desastre verídico sucedido al trasatlántico británico, que se hundió en la noche del 14 a la madrugada del 15 de abril de 1912, durante su viaje inaugural desde Southampton a Nueva York.

"Si hubiera vivido, el final de la película no tendría sentido. La película 'Titanic' trata sobre la muerte y la separación; él tenía que morir. Se llama arte, las cosas suceden por motivos artísticos, no por razones físicas", indicó.

“Creo que es realmente una tontería que tengamos esta discusión 20 años después. Se llama arte, las cosas suceden por razones artísticas, no por razones físicas”, aseguró el realizador de la cinta, ganadora de 11 estatuillas Oscar, incluidas Mejor Película y Mejor Director.