Agencia
JAPÓN.- En un colegio de Okinawa, al sur de Japón, un menor resultó herido tras caerle una ventana que se desprendió de un helicóptero militar de Estados Unidos, el cual volaba hacia una base cercana. Este incidente se suma a una larga lista que alimenta el malestar en la población por la presencia de bases militares estadounidenses en la isla.

La ventana mide aproximadamente un metro de longitud y un peso de 7.7 kilogramos, según información de Notimex, el cual se desprendió del helicóptero CH53 y cayó sobre el patio de una escuela, en el momento que 60 alumnos tomaban clases de educación física, ubicado en la localidad de Ginowan, cerca de la base aérea de Futenma.

También te puede interesar: ¡Indignante! Niñera golpea a bebé en ascensor (Video)

El menor sufrió heridas leves, así lo informaron fuentes del colegio a la agencia japonesa de noticias Kyodo.

El vocero del gobierno japonés, Yoshihide Suga, dijo en rueda de prensa que este tipo de sucesos “no deben ocurrir”, pues causan preocupación entre los residentes de la prefectura sobre la presencia de tropas estadounidenses en Japón.

El Ejército estadounidense reconoció el incidente, que lo calificó de “extremadamente serio”, ofreció disculpas y anunció que está investigando los motivos en colaboración con las autoridades japonesas.

Este hecho se suma a una larga lista de casos de piezas desprendidas de aeronaves, accidentes de helicópteros o ruidos provocados por el paso frecuente de aviones en torno a la base estadounidense de Futenma, que ocupa unas 480 hectáreas en el centro urbano de este municipio.

Japón y Estados Unidos acordaron trasladar la base de Futenma a la bahía de Henoko, una zona menos habitada en la localidad de Nago, sin embargo, la población y los políticos locales se niegan a acogerla debido a su impacto ambiental.

De acuerdo con Todo Noticias, unos 47.000 soldados estadounidenses están basados en Japón, más de la mitad de ellos en el archipiélago de Okinawa. Además de reiterados incidentes de este tipo -un helicóptero se incendió al posarse en un campo hace dos meses-, el descontento de la población local por la presencia de tropas de EEUU también se vio alimentado por los crímenes cometidos por soldados y trabajadores de sus bases, entre ellos varias violaciones y asesinatos.