Agencia
Japón.- Al menos una persona ha muerto y una decena han resultado heridas tras la erupción del monte Shirane, ubicado en los alrededores de la ciudad de Kusatsu, en el centro de Japón, según ha informado este martes la Agencia Meteorológica del país.

La víctima es un soldado que quedó atrapado tras una avalancha de nieve y rocas durante un entrenamiento. El desprendimiento también ha afectado un centro de esquí cercano, donde había unos 80 esquiadores; de momento, se desconoce si hay víctimas entre ellos, según informa la agencia de noticias Kiodo.

"Hubo una explosión enfrente de mí. Después las pistas quedaron completamente negras", ha relatado una mujer que practicaba snowboard a los medios locales. Otro de los esquiadores que fue testigo de la erupción ha contado que los cristales de las cabinas del teleférico a su alrededor se rompieron y se cubrieron de cenizas.

También te puede interesar:Volcán se prepara para entrar en erupción en Islandia

De acuerdo con El País, el Shirane ha entrado en erupción en torno a las 10.00 hora local (las 2 de la madrugada en España) y ha provocado una avalancha de rocas y nieve después de que se registrara una fuerte nevada. En las inmediaciones del monte, estaban entrenando seis miembros de las Fuerzas de Autodefensa (SDF) y uno de ellos ha fallecido tras quedar atrapado bajo la nieve.

Algunos de los esquiadores que estaban en las pistas o los teleféricos del centro de esquí, también han resultado heridos. Las autoridades han informado que cinco de las diez personas heridas están en estado grave.

Las autoridades han elevado el nivel de alerta de uno a tres en la escala de cinco, lo que implica que nadie podrá acercarse al volcán por el riesgo de que se sigan desprendiendo rocas. Además, han aconsejado a la población local que se prepare para una evacuación rápida ya que el Shirane también ha comenzado a emitir una columna de humo.

El gobernador de la prefectura de Gunma, Masaaki Osawa, ha solicitado el despliegue de las SDF para ayudar en las tareas de búsqueda y rescate. El Gobierno central de Tokio ya está en contacto con las autoridades locales.

El volcán Shirane, ubicado a una altura de 2.160 metros, dentro del cordón de fuego del Pacífico, se sitúa en la frontera entre las prefecturas de Gunma y Nagano y es uno de los 111 volcanes activos. En 2014, 63 personas murieron tras la erupción del monte Ontake, en la mayor catástrofe de este tipo en Japón en casi un siglo.