Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- Que por qué no dura con los hombres, que si sufre por estar sola y, la peor, que por qué no ha tenido hijos. Jennifer Aniston lleva años asediada por la prensa con las mismas preguntas. Cansada, decidió poner punto final a esta situación.

“Existe una presión sobre todas las mujeres para que seamos madres y si no lo somos nos llaman mercancía defectuosa. Quizá mi propósito en este planeta no es procrear. Quizás hay otras cosas que quiero hacer”, dijo a la revista InStyle.

También te puede interesar: ¡Jennifer Aniston luce cuerpazo en un bikini azul!

El divorcio de Brad Pitt en 2005 fue una noticia que impactó al mundo porque se separaba la llamada “pareja dorada” de Hollywood y en el imaginario de su público no podía ser posible que alguien como ella, tan guapa, glamorosa y talentosa, se separara de un hombre con las mismas características y, además, sin que hubieran tenido hijos.

Los años y los novios (reales y supuestos) pasaron, entre ellos Vince Vaughn, John Mayer y Owen Wilson. Y por no establecerse con ninguno acentuó el estigma que empezaron a ponerle los medios y el público: ser una mujer inestable en el amor. Su "mala imagen" terminaría (temporalmente) cuando llegó Justin Theroux, con quien se casó tras ocho años de noviazgo... Todo pareció volver a equilibrarse porque, además, él era guapísimo.

Sin embargo, Justin y Jennifer divorciaron este año y los rumores sobre su vida y su negativa a ser madre volvieron a surgir.

"Lo que se dice es que ‘Jen no puede estar con un hombre demasiado tiempo’ o ‘Jen no quiere tener un hijo porque es egoísta"

“Lo que se dice es que ‘Jen no puede estar con un hombre demasiado tiempo’ o ‘Jen no quiere tener un hijo porque es egoísta y está demasiado centrada en su carrera’. O que estoy triste y rota de dolor”, detalló la actriz a la revista.

"Primero, y con todo el respeto, no tengo el corazón roto. Y segundo, esas son suposiciones sin sentido. Nadie sabe qué ocurre cuando se cierran las puertas de mi casa. Nadie sabe lo delicado que podría ser para mí y para mi pareja. No saben por lo que hemos pasado a nivel emocional o psicológico”.

Jennifer dice que el tema del divorcio es sexista porque siempre se pone a la mujer como la perdedora: "Cuando una pareja se separa en Hollywood, es a la mujer a la que se la desprecia. La mujer se queda triste y sola. Ella es el fracaso. ¿Cuándo fue la última vez que leíste acerca de un hombre divorciado y sin hijos conocido como un solterón?"