Agencia
ESTADOS UNIDOS.-Jennifer López es conocida, además de su talento en el escenario y el baile, por sus atributos físicos que vuelven locos a muchos. En esta ocasión, Jlo y su novio Alex Rodríguez aparecieron en la portada de Vanity Fair donde realizaron una sesión de fotos.

De acuerdo a el Debate, una de las imágenes que ha llamado la atención de sus fans y el medio artístico es donde Jennifer abraza a su novio y él deja al descubierto su trasero al levantarle sensualmente el vestido. 

La pareja protagoniza la edición de diciembre de la revista estadounidense, a quienes revelaron intimidades sobre su relación en las que destacaron su primera cita.

 También te puede interesar: J. Lo celebra su cumpleaños 48 con 'exuberante' vestido

La cantante contó que antes de salir juntos por primera vez, ella vio a A-Rod mientras almorzaba en Beverly Hills. “Casi grité ‘Alex’, pero soy la persona más tímida cuando se trata de cosas así”, confesó. Cuando salió del lugar, Rodríguez todavía estaba allí, así que decidió saludarlo.

“Pude literalmente haberme alejado. Pero me acerco y le doy un golpe en el hombro y le digo ‘Hola'”, prosiguió JLo.

“Venía de una promoción para mi programa, Shades of Blue, así que estoy vestida como mi personaje, como un niño: Botas, jeans, pelo corto y rizado. Él me mira. Yo digo, ‘es Jennifer.’ Él dice: ‘Te ves tan hermosa'”, recordó.

Luego del encuentro, Rodríguez la llamó y acordaron cenar juntos en el Hotel Bel Air. “Estaba sentado allí con su camisa blanca, muy confiado y varonil, ¡pero entonces era tan hablador!”, dijo Jennifer a Vanity Fair.

Ahí es donde el expelotero agarró valor para lanzarse al ruedo: dentro del baño del restaurante, le envió a JLO el siguiente mensaje:”You look sexy AF”, algo que burdamente se traduciría como: “Te ves demasiado sexy”. Y el resto, como dicen por ahí, es historia.

Por su parte, Rodríguez asegura que ambos son muy parecidos. “Somos muy gemelos. Los dos somos Leo; ambos somos de Nueva York; somos latinos y otras 20 cosas más “, mencionó.

La diva del Bronx también comparte la opinión de su pareja: “Lo entiendo de una manera que no creo que nadie más pueda, y él me entiende de una manera que nadie más podría”, afirmó.