Agencia
RUSIA.- Un adolescente de 15 años atacó con un hacha un colegio de Rusia y dejó seis heridos graves, entre ellos una profesora y cinco menores de 13 años, informaron las autoridades rusas. El agresor también tiró un cóctel molotov, prendiendo fuego a un aula, tras lo cual intentó suicidarse, pero fue detenido e ingresado en un hospital en estado grave.

“Tres de los heridos (incluido el agresor) están en estado grave. Otras dos, en estado menos grave”, explicó a medios locales el ministro de Sanidad de la república siberiana de Buriátia, Dambinima Sambúyev, informa el portal de noticias La Vanguardia. 

Hay tres niños en estado grave

Los menores en estado grave -dos niñas y un niño- sufren una combinación de contusiones y heridas por hacha. Una de las niñas perdió un dedo de la mano en el ataque, perpetrado sobre las 09.00 de la mañana hora local (01.00 GMT) en el colegio Nº5 de la ciudad de Ulan-Udé, capital de Buriátia, región de Siberia Oriental fronteriza con Mongolia.

También te puede interesar: La desnutrición puede matar a más de 250 mil niños en Sudán

El joven atacante se causó varias heridas y se tiró por la ventana, tras lo cual fue detenido y trasladado a un hospital, precisó el responsable de seguridad del Gobierno regional, Piotr Mordovskoi. El incendio fue apagado en poco tiempo y el fuego no dejó ningún herido, agregó.

Las primeras informaciones publicadas por las agencias rusas apuntaban a que los atacantes fueran varios, entre dos o tres, pero finalmente el Comité de Instrucción (CI) ruso, la autoridad judicial que ha asumido la investigación del caso, aclaró que sólo un menor es el responsable del incidente.

Una fuente cercana a la investigación, sin embargo, aseguró a Interfax que el adolescente trató de implicar a varios amigos y conocidos en sus planes, pero éstos se negaron. “El niño avisó (de sus intenciones). Escribió a una niña en Viber (aplicación de mensajería) para decirle que no fuera hoy al colegio, porque ‘habrá una carnicería’”, aseguró por otra parte una vecina de la zona en declaraciones a una televisión local.