Agencia
Amite City, Luisiana.- Una joven autista de 22 años fue torturada física, mental y sexualmente durante 10 meses en el hogar de unos parientes, poco después de que su madre falleciera.

Entre los tormentos que afrontó se encuentran comer desperdicios de perro, vivir dentro de una jaula y verse forzada a comer las cenizas de su madre.

De acuerdo con El Debate, la víctima, identificada por las autoridades como D.P., fue trasladada a vivir con 5 familiares en Amite City, Luisiana, quienes desde el momento de su llegada maltrataron y abusaron de la joven de manera constante.

También te puede interesar: Detienen a padres por maltratar y torturar a sus 10 hijos

En un listado de algunos de los actos cometidos contra D.P., un documento del jurado federal de Nueva Orleans cita:

Simular actos sexuales con un chile jalapeño, ofrecerse como esclava sexual para los visitantes de la casa, comer las cenizas de su madre dentro de un cuenco con leche, lamer ropa interior sucia ajena y derrames de la cocina, limpiar la casa rodante donde vivían ella y la familia con un cepillo de dientes, limpiar el tanque séptico sin ropa protectora.

Además de lo anterior, la mujer era obligada a consumir metanfetamina y analgésicos para poder amenazarla con denunciarla a la policía por abuso de drogas, y a partir de los último meses en el hogar, era encerrada en una jaula todas las noches para dormir.

También sufrió muchos ataques como ser quemada con un encendedor, recibir un disparo con una pistola de aire comprimido, ser azotada con candados de metal y tablas de madera, y recibir un martillazo que le destrozó la mano.

Los miembros de la familia, cuyas edades varían de los 45 a los 20 años, se encuentran detenidos y afrontan un total de 6 cargos, entre los cuales se encuentran trabajo forzado, tráfico sexual forzado y crímenes de odio.

Cuatro de los miembros de la familia enfrentan la posibilidad de ser sentenciados a cadena perpetua, mientras que la menor de las hijas, Bridget de 21 años, podría recibir una condena mínima de 5 años de cárcel.