Agencia
ESTADOS UNIDOS.- Walter Carr es un joven universitario que caminó 32 kilómetros para poder llegar a tiempo a su primer día de trabajo. 

Tenía que presentarse a las 8 horas en la empresa de mudanzas BellHops para cumplir con su jornada laboral, sin embargo, un día antes su auto se descompuso, informa el portal Milenio.com.

Esto no fue un impedimento para que Walter pudiera llegar a su empleo, decidió caminar alrededor de 32 kilómetros (20 millas), hasta Pelham, en Alabama.

También te puede interesar: ¿Qué pasa en Nicaragua? Esto es todo lo que debes saber

Durante su camino, policías de la entidad lo detuvieron para saber si se encontraba en bien y, al escuchar la historia, se conmovieron y lo invitaron a desayunar. Después lo dejaron en la casa de la familia Lamey, a quienes les ofrecería su primer servicio de mudanzas. 

El relato se hizo viral en redes sociales a través de Jenny Lamer, la clienta que había contratado el servicio de la empresa. Gracias al post, Luke Marklin, el jefe de Carr, se enteró de la hazaña del joven estadounidense y sin pensarlo decidió premiarlo por su gran esfuerzo. 

Después de tomar un café juntos, Luke sorprendió a Walter regalándole su camioneta Ford Escape 2014. El joven no pudo contener la emoción y después de subirse al vehículo, comenzó a llorar. 

Esté es el video que la empresa publicó en sus redes sociales de la gran recompensa que recibió Walter por su dedicación. 

"Todos hemos visto la increíble historia compartida por Jenny sobre uno de nuestros botones, Walter Carr, pero muchos nos han preguntado si tenemos algún video del momento en que el CEO agradeció a Walter por la perseverancia que demostró en su primer día", indica la descripción.

Luke Marklin aseguró en Twitter que estaba impresionado con Walter y que es todo lo que Bellhops representa.