Agencia
CIUDAD DEL VATICANO.- Una delegación del Vaticano, encabezada por monseñor Melchor Sánchez de Toca, subsecretario del Pontificio Consejo para la Cultura, participará por primera vez en la inauguración de unos Juegos Olímpicos de Invierno.

La delegación vaticana recibió una invitación oficial por parte del Comité Olímpico Internacional (COI) y ya se encuentra en PyeongChang (Corea del Sur), donde del 9 al 25 de febrero se celebrará la vigésima tercera edición de los Juegos Invernales, dijeron fuentes del Pontificio Consejo.

También te puede interesar: ‘Chicharito’, fiel al West Ham

Melchor Sánchez de Toca y sus colaboradores están además participando desde el lunes en calidad de observadores en la asamblea general de la sesión olímpica del COI, según informó el diario vaticano L'Osservatore Romano.

Se trata de un evento histórico, ya que es la primera vez absoluta que una delegación de la Santa Sede estará presente tanto en la sesión olímpica del COI como en la ceremonia de inauguración.

La delegación vaticana recibió una invitación oficial por parte del Comité Olímpico Internacional...

De hecho, en los Juegos de Río de Janeiro el Vaticano participó en la jornada inaugural, aunque en ese caso no se le había ofrecido observar en directo la reunión del COI.

Es otro paso significativo en la instauración de una colaboración entre la Santa Sede y el COI, a pesar de que en este momento no esté prevista la participación de atletas que representen a la Ciudad del Vaticano en las competiciones olímpicas.

'Valor simbólico único'

Sánchez de Toca destacó, en declaraciones difundidas por L'Osservatore Romano que los próximos Juegos de PyeongChang adquieren un "valor simbólico único", ya que los atletas surcoreanos participarán "formando un comité único con los compañeros norcoreanos".

"La grácil tregua olímpica permite seguir esperando un mundo sin guerras, a pesar de los muchos conflictos actualmente abiertos", agregó el subsecretario.

Con información del portal Milenio