Agencia
COREA DEL SUR.- Los Juegos Olímpicos de Invierno han dejado algunas de las postales más hermosas en el mes de febrero, sin embargo, no todo ha sido lindo, ya que el joven Yuto Totsuka asustó a más de uno con su terrible caída; un día antes la estadounidense Emily Sweeney protagonizó un accidente en la última serie del luge femenino al chocar contra la pared con su trineo.

Yuto Totsuka disputaba las finales de la prueba 'halfpipe' (medio tubo) cuando perdió el equilibrio y cayó estrepitosamente, cayendo boca abajo y arrastrándose por más de 10 metros sobre la pista, informó Prensa Libre.  

También te puede interesar: Pierde el control de su trineo y queda fuera de competencia

Totsuka de 16 años fue rápidamente auxiliado por el resto de los competidores antes de que llegaran los paramédicos y tuvo que ser evacuado en camilla.

Debido a la caída el japonés terminó en el puesto 11 de 12 competidores al sumar 39.25 (39.25 + 7.00).

Por otro lado, en el plano deportivo, informó HSB Noticias, el estadounidense Shaun White, que ya había alcanzado oros en los Juegos de Turín 2006 (Italia) y Vancouver 2010 (Canadá), agrandó su leyenda al ganar este miércoles, en el Phoenix Park, la prueba de 'halfpipe' de snowboard de los Juegos Olímpicos de PyeongChang, en Corea del Sur, donde se proclamó campeón olímpico por tercera vez.

White, nacido hace 31 años en San Diego (California), llegó a Corea del Sur para confirmar que lo de Sochi (Rusia) -donde algún desconsiderado entendió que su cuarto puesto había sido una debacle- fue un mero accidente y que es el más grande de todos los tiempos en su disciplina.