Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- El pasado viernes, México estuvo presente en el desfile inaugural de los Juegos Paralímpicos de Pyeongchang 2018, con Arly Velásquez como único miembro de la delegación tricolor, quien orgullosamente representará al país en la competencia de esquí Alpino, como había hecho ya en los Juegos Olímpicos de Invierno de Vancouver 2010 y Sochi 2014.

Arly Velásquez, es el único atleta mexicano que estará presente en esta ocasión y su disciplina deportiva es el mono esquí alpino.

También te puede interesar: Así se inauguraron los Juegos Paralímpicos de Invierno 2018

“Lo hago por la gente, no por el gobierno”, le cuenta Arly al Huffungton Post, añadiendo que no siempre recibe el apoyo de las instituciones gubernamentales para poder asistir a estos eventos de competencia.

Velásquez, de 30 años de edad, nacido de Cancún, también relata que se rompió la espalda en un accidente en bicicleta cuando tenía trece años y que tras mucho tiempo en recuperación finalmente decidió hacer algo para cambiar su situación de malestar consigo mismo.

Probó el mono esquí durante unas vacaciones en Canadá y así comenzó a practicar este deporte. Llegó a sus primeras olimpiadas paralímpicas de invierno en 2010, cuando se celebraron en Vancouver, Canadá, y regresó a la competencia para Sochi 2014, pero durante su participación sufrió un aparatoso accidente que lo llevó de nuevo a estar en cama por meses, además de someterse a varias operaciones.

Este año se dice emocionado de volver a competir. “Para mí, vivir en la línea del confort, donde ya me conozco y donde ya lo tengo dominado, no es suficiente", declara.

Competirá en las pruebas de esquí alpino: Downhill el 10 de marzo, Súper-G el 11 y Giant Slalom el 17 del mismo mes.

Para el domingo, el mexicano entrará en acción en la prueba de Súper-G y cerrará la actuación en el Slalom Gigante el 17 de este mes, todo dentro del Esquí Paralímpico clasificación LW10-1.