Agencia
ESTADOS UNIDOS.- Funcionarios y fiscales de la vida silvestre de Florida, acusaron a tres hombres bajo cargos de crueldad animal conectados a un video de un tiburón que era arrastrado detrás de un bote a alta velocidad.

Un comunicado de prensa de la Comisión de Conservación de Pesca y Vida Silvestre de Florida, señala que Michael Wenzel, de 21 años, Spencer Heintz de 23, y Robert Lee de 28 años, enfrentan cada uno dos cargos de crueldad animal agravada, informa el portal El Debate. A su vez, Wenzel y Benac también enfrentan un cargo menor por método de pesca ilegal empleado en la captura del tiburón.

El presidente de FWC, Bo Rivard, dijo que espera que los cargos envíen un mensaje claro de que este tipo de comportamiento no será tolerado bajo ninguna circunstancia.

También te puede interesar: Tiburón muerde a mujer que hacía snorkel en el Caribe (video)

"La Oficina del Fiscal del Estado se compromete a responsabilizar a estos hombres por haberse involucrado en una crueldad animal tan insensata e injustificable. Agradecemos a la Comisión de Conservación de Peces y Vida Silvestre de Florida por su trabajo en la investigación de estos crímenes, apoyándolos junto con las comunidades de pesca y cazadores de Florida, y todos aquellos que valoran nuestros valiosos recursos naturales, al condenar la tortura de nuestra fauna marina", sentenció.

El video del tiburón arrastrado se hizo viral a fines de julio, después de que fuera enviado por los hombres a Mark Quartiano, pescador deportivo de Miami, quien lo compartió criticándolo duramente en las redes sociales.

En la grabación de 10 segundos, se muestra al escualo siendo brutalmente arrastrado detrás de una lancha, la cual se traslada a rápida velocidad, mientras los sujetos se ríen de él. Se puede escuchar a un hombre diciendo: "Mira, ya casi está muerto".

Aunque la comisión se negó a revelar los nombres de los hombres involucrados, varias personas enojadas los publicaron en Facebook. Además, en sus redes sociales se pueden encontrar numerosas fotos de los hombres torturando y maltratando otras especies silvestres.

En Florida, la pesca del tiburón es legal, pero está regulada. Algunas especies no pueden ser capturadas en absoluto; otros deben haber alcanzado cierta longitud antes de permitir su pesca.