Nancy Gutiérrez/Milenio
VALLE DE MÉXICO.- El número de casos donde los asaltantes de transporte público fueron asesinados por los usuarios que se resistieron a ser despojados de sus pertenencias en la Zona Metropolitana del Valle de México pasó de seis en 2015 a 27 en este año.

En noviembre pasado se registró la cifra más elevada del año de homicidios de este tipo, al ser asesinados seis delincuentes en algún medio de transporte público.

Entre enero y mayo se cometieron siete asesinatos bajo estas condiciones y se superó la cifra alcanzada en 2015, cuando fallecieron seis hampones a manos de los usuarios.

Los pasajeros de Naucalpan, Estado de México, son los que han actuado más contra los asaltantes, ya que un tercio de los asesinatos en este año se cometieron en ese municipio.

El 14 de noviembre se suscitó una balacera en la Unidad Cuauhtémoc de esa alcaldía, cuando una combi circulaba con dirección al metro Cuatro Caminos. Un usuario enfrentó a dos sujetos que pretendían robar la unidad, ambos murieron, al igual que una pasajera que viajaba en el asiento del copiloto al recibir impactos de bala.

Cuatro días después, el 18 de noviembre, un hombre que asaltaba una camioneta sobre Periférico Norte recibió varios disparos por parte de una de las víctimas. El delincuente murió horas más tarde en un hospital en Lomas Verdes y ninguna persona fue detenida.

En un hecho ocurrido el 17 de agosto, dos delincuentes intentaron despojar de sus pertenencias a los usuarios de la ruta 25 de transporte público y murieron por la agresión recibida por parte de un pasajero en la avenida Primero de Mayo, en Naucalpan.

Casos 

Toluca y Ecatepec suman en conjunto siete de estos casos entre enero y noviembre de 2016.

El hecho más significativo ocurrió el último día de octubre, cuando se encontraron cuatro cuerpos en el kilómetro 38 de la carretera libre México-Toluca. Horas más tarde autoridades informaron que los cuerpos correspondían a delincuentes que al descender de la unidad, tras efectuar un robo en un camión de transporte público, recibieron disparos de una de las víctimas, quien huyó.

En Ecatepec, el 12 de junio un autobús que se dirigía a la Ciudad de México fue abordado por tres asaltantes a la altura de la caseta de San Cristóbal, sobre la carretera México-Pachuca. Al efectuarse el robo, uno de los delincuentes asesinó a uno de sus cómplices, lo que dio pie a que los usuarios atacaran y asesinaran a otro de los implicados; el tercer sujeto fue detenido por policías.

Además, en Tlalnepantla los pasajeros de una combi que circulaba por la colonia San Andrés Atenco fueron asaltados por dos sujetos; sin embargo, uno de ellos fue sometido por los usuarios, quienes lo golpearon hasta causarle la muerte.

El 22 de mayo una pareja pretendía asaltar una unidad del transporte público en el municipio de Cuautitlán Izcalli, pero la mujer fue asesinada de un disparo por una persona que iba a bordo. El cómplice de la fallecida también resultó herido.

El gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila, resaltó que gracias a las medidas implementadas durante su gestión se ha logrado que el robo en transporte público baje cinco por ciento este año entre enero y octubre.

En la capital

Hechos de este tipo también han ocurrido en la capital del país, donde han sido asesinadas cinco personas durante este año.

Hiram Almeida, titular de la Secretaría de Seguridad Pública de la CdMx, firmó en julio pasado un convenio con la Federación de Transportistas Independientes de México para implementar vigilancia con 250 policías en varias rutas.

El 23 de septiembre en la colonia Tacuba, de la delegación Miguel Hidalgo, un pasajero enfrentó con disparos a dos ladrones mientras circulaban sobre avenida Marina Nacional; ambos murieron y no hubo detenidos.

En el paradero del metro Observatorio, el 13 de noviembre dos sujetos abordaron un autobús con la intención de despojar de sus pertenencias a los viajeros; sin embargo, entre ellos viajaba un policía de la Procuraduría General de Justicia de la CdMx, quien los enfrentó y resultó muerto un presunto ladrón.

En la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública 2016, habitantes de ambas entidades ubican el robo en transporte público y de transeúnte como el tipo de delito más frecuente; pero autoridades estatales informan que los reportes han bajado.