Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- A días de que se filtraron varios videos y fotos íntimas de Monserrat Oliver y Kate del Castillo, ambas actrices emitieron su postura al respecto. Hace solo unos días, un grupo de hackers accedió a las cuentas personales y equipos de Kate del Castillo para robarle información privada y así filtraron varias fotos íntimas de la actriz donde se muestra en ropa interior y en topless.

En exclusiva para la revista Quién, Kate habló sobre esta situación donde resaltó, que han tratado de denigrarla de la manera más fácil al ser mujer, publicó El Debate.

También te puede interesar: Sean Penn 'estalla' contra la bioserie de Kate del Castillo

“Han sido dos años durísimos para mí, donde lo que digo y hago ha sido motivo de ataque y escarnio público. Me han tratado de denigrar de la manera más fácil siendo mujer: atacar mi moral sexual. Desde inventarme una relación sexual con el Chapo, 12 diputados demandándome por racismo hacia la mujer por mi documental, porque según ellos digo que todas las actrices son pu…, cuando lo que dije fue hablar de mi experiencia en Televisa y así,-pasando por tantas otras cosas más, hasta hackear mi celular”.

La actriz mexicana asegura que dichas fotos íntimas no salieron de su celular, porque jamás se las mandó a nadie, “Son fotos que yo de loca me tomo; no son para compartir. Es un robo. La mujer es la víctima. Nada nuevo”.

De acuerdo con una publicación de Univisión Entretenimiento, Kate del Castillo comentó que días antes de ser publicadas sus fotos hackeadas, una persona trató de extorsionarla vía WhatsApp, algo que a lo que actriz no accedió.

"Una persona que yo ni idea quién era, me mandó un mensaje diciendo: 'Si no me das mucha lana, voy a publicar las fotos, mamacita'. Y yo contesté: Pues publícalas, porque me veo divina’”.

El caso de Monserrat

En su momento, Montserrat Oliver emitió un comunicado en sus redes sociales, donde hablaba de la filtración de una serie de fotos íntimas. "Me duele que después de 30 años de carrera intachable y labor altruista sólo se quiera mirar mi intimidad. Les pido su ayuda para parar la viralización de estas imágenes y mostrar una vez más lo solidarios que podemos ser todos".

En ambos casos, la policía cibernética ya está realizando una investigación.