Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- La actriz Kate del Castillo ya podría, en teoría, entrar a México, luego de que la Procuraduría General de la República (PGR) archivó en definitiva la averiguación previa que tenía en su contra, por el encuentro con el narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán, en 2015, por falta de evidencias.

De acuerdo con Animal Político, la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) autorizó no ejercer acción penal en contra de la actriz por los delitos de encubrimiento y lavado de dinero, según consta en la indagatoria PGR/SEIDO/UEIDCS/523/2015.

También te puede interesar: Kate del Castillo acusa trato denigrante en Televisa

Esto fue validado por el juez federal Augusto Octavio Mejía Ojeda desde el 16 de mayo pasado; sin embargo, la actriz no cuenta con copia ni acceso a la determinación, ya que la PGR argumenta que ella no compareció a declarar ni designó a su defensa ante el Ministerio Público.

En tanto, Del Castillo reclama que la acusación dañó su reputación y exige conocer el dictamen de la SEIDO, por lo que recientemente presentó un amparo ante el Juzgado Tercero de Distrito para que la Procuraduría le dé acceso a la resolución.

Las autoridades mexicanas aseguraron que Kate siempre estuvo como testigo y no como indiciada, a lo que la protagonista de “La Reina del Sur” reviró, al señalar que la SEIDO pidió a Estados Unidos información sobre ella y su empresa, además de las llamadas telefónicas y datos sobre su empresa tequilera.

La actriz podría regresar a México, aunque el gobierno federal todavía tiene una investigación pendiente sobre su situación fiscal.

En 2015, Del Castillo se entrevistó, junto con el actor Sean Penn, con el narcotraficante en algún lugar de Sinaloa. (Foto: De10.mx)

El problema de Kate del Castillo se originó luego de que en 2015 se entrevistó, junto con el actor Sean Penn, con el narcotraficante en algún lugar de Sinaloa, cuando Guzmán estaba prófugo de la justicia tras haberse escapado de un penal de alta seguridad.

Kate y Penn después tuvieron un rompimiento porque el actor publicó el encuentro y una entrevista en la revista Rolling Stone, lo que provocó que Del Castillo tuviera que irse del país al ser citada por las autoridades para declarar.

“El Chapo” Guzmán fue detenido posteriormente y extraditado a Estados Unidos, mientras que Del Castillo continuó trabajando en Los Ángeles, California, desde donde ha dado seguimiento a su caso.