Agencia
Estados Unidos.- El poder de las redes sociales es inmenso. En esta ocasión, y gracias a la colaboración de decenas de personas, una niña vio hecho su sueño realidad. La pequeña, fan absoluta de Katy Perry, padece una enfermedad que le obliga a estar en casa. Por eso su hermana inició una campaña en redes para que la cantante conociese su historia, y en cuanto Katy se enteró no dudó en acudir a darle una sorpresa.

La cantante compartió la historia y las fotos del momento en su perfil de Instagram, enterneciendo a todos sus seguidores con esta historia, informa el portal La Vanguardia.

También te puede interesar: Dua Lipa le llora a sus fans en pleno concierto

La protagonista es Grace, una niña australiana super fan de Katy Perry que esperaba con ansias la llegada del concierto que ésta iba a realizar en Adelaide. Sin embargo, su sueño se vio truncado al serle diagnosticado un tumor cerebral que le obliga a permanecer en casa guardando reposo. Por tanto, su asistencia al concierto era imposible.

La hermana de Grace inició una campaña en Twitter bajo el hashtag #HelpGraceMeetKatyPerry (Ayuda a Grace a conocer a Katy Perry), para que la artista conociese su historia e intentase visitar a la niña. Gracias a los usuarios de redes sociales la cantante de "Firework" supo de la pequeña y de todo lo que le estaba pasando, y decidió darle una sorpresa.

Katy Perry, quien ha compartido las imágenes en Instagram, se presentó en la casa de Grace, dándole la mayor sorpresa de su vida, y no solo quiso conocerla sino que además ofreció un concierto privado para que pudiese disfrutar de las canciones que tanto le gustan, en directo.