Agencia
Ciudad de México.- El portero español Kepa Arrizabalaga, se desvinculó ayer del Athletic de Bilbao para fichar por el Chelsea, convirtiéndose en el arquero más caro de la historia del fútbol y abriendo las puertas a Thibaut Courtois, deseado por el Real Madrid.

El Athletic anunció que el jugador de 23 años, abonó la cláusula de rescisión de 80 millones de euros (más de 93 millones de dólares), que le permitía romper su vínculo con el club vasco para poner rumbo a Londres, informa el portal Vanguardia.mx.

También te puede interesar: Se complica el fichaje de Guillermo Ochoa al Nápoli

Allí le espera un Chelsea que llevaba días en busca de un arquero con el que poder sustituir al belga Thibaut Courtois, cuya intención de salir para jugar en el Real Madrid es ya un secreto a voces. 

Lo curioso es que el propio Kepa estuvo en la mira del equipo blanco este mismo año en enero, pero el entonces entrenador de los blancos, Zinedine Zidane, rechazó su contratación.

Kepa se convierte así en el arquero más caro de la historia del fútbol, ya que los 80 millones de euros superan los 72 que había registrado unas semanas atrás el fichaje del brasileño Alisson por el Liverpool. Ambos dejan muy atrás la transacción entre Parma y Juventus por Gianluigi Buffon en 2001 (42 millones de euros).

El traspaso de Kepa podría desencadenar más movimientos en otras porterías: si finalmente Courtois ficha por el Real Madrid su titular actual, el costarricense Keylos Navas, podría verse obligado a buscarse un nuevo equipo.

Kepa se despide del Athletic 

En sus primeras horas como 'blue', el ya ex portero del Athletic lanzó una misiva a los aficionados rojiblancos:"Hoy es el día que me voy de casa, del Athletic. Un día de sensaciones encontradas por dejar el club en el que ingresé con 9 años, donde he crecido como persona y como futbolista, del que desde pequeño he sido, soy y seré".

"Quiero dar las gracias al Athletic por el cariño, por el respeto y por los valores que me ha inculcado durante todos estos años y que siempre llevaré conmigo. A todos los compañeros que he tenido durante todos estos años, pero sobre todo a los que hoy dejo en ese vestuario, que son los mejores. A todos los empleados que, en la sombra, hacen más grande a la entidad. Y, por último, gracias a toda la afición", añadió.