Agencia
ESTADOS UNIDOS.- Aunque en las últimas semanas la estrella de televisión ha venido presumiendo abiertamente lo "apacible" que estaba siendo su primer embarazo, producto de su relación con el deportista Tristan Thompson, el último episodio del programa 'Keeping Up with the Kardashians' (grabado meses antes de que confirmara oficialmente la noticia) deja evidente que el proceso de gestación no está siendo fácil para ella.

En dicho episodio, la menor de las Kardashian no tuvo reparo en revelar a su hermana Kourtney que los dolores que estaba experimentando esos días eran insoportables, hasta el punto de que no le permitían hacer vida normal ni moverse con naturalidad.

También te puede interesar:  Karla Souza revela que fue víctima de abuso (video)

"Literalmente, no puedo caminar siquiera", asegura una preocupada Khloé a su hermana mayor en un momento del programa, a lo que ella le contesta rápidamente: "¿Por qué no escribes directamente a tu médico?".

Afortunadamente, los dolores han sido pasajeros y en ningún momento han afectado su salud ni la de su bebé.

A diferencia de su hermana menor Kylie Jenner, Khloe sí ha dado algunos detalles de su embarazo,entre ellos su gran antojo de cereales. Asimismo, en su página web reveló a sus seguidores que le estaba resultando muy difícil mantener relaciones sexuales estando embarazada.

"Siempre he escuchado que a las mujeres les sube la lívido durante el embarazo, pero ese no es mi caso. Al principio (del embarazo) el sexo era exactamente igual que antes, pero cuando empecé a subir de peso en el tercer trimestre, cada vez me costaba más y más tener relaciones y me sentía muy incómoda", explicó la pareja de Thompson.

Con información del portal Quién