Agencia
ESTADOS UNIDOS.- Casi dos años después de sufrir un dramático atraco a mano armada en su habitación de hotel que dejó como resultado el robo de joyas y otros objetos valorados en millones de dólares, sin contar el hecho de que fue amordazada y atada de pies y manos por los ladrones, Kim Kardashian ha regresado a París por primera vez desde el fatídico suceso y no ha dudado en compartir con todos sus seguidores de Instagram el torrente de emociones que le embargan al haber pisado de nuevo la capital francesa.

"Muchas gracias, París, por este viaje de vuelta tan emotivo. No podría haber regreso por un motivo mejor...", escribió la esposa de Kanye West en su espacio personal para, a continuación, informar a todos los internautas de cuál era su próximo destino.

También te puede interesar:  Así luce José José tras salir de hospitalización en Miami

"Ahora me regreso a Los Ángeles para asistir a la fiesta de presentación del nuevo disco de Teyana (Taylor). Dos experiencias de peso en dos países diferentes y en el mismo día", ha añadido.

La más mediática del clan Kardashian acudió en la ciudad de la luz al primer desfile de moda masculina del diseñador Virgil Abloh en su condición de flamante director creativo de la casa Louis Vuitton.

Y teniendo en cuenta que el artista tiene en Kim a una de sus amigas y fans más acérrimas, resulta comprensible que esta le dedicara un sinfín de halagos y felicitaciones en la esfera virtual tras la celebración del evento.

"Felicidades, Virgil, por hacer historia con Louis Vuitton en tu primer desfile de moda masculina", le dirigió a través de la misma plataforma.

Pese a que se aisló del mundo, abandonó su actividad en las redes sociales y se refugió en su hogar durante meses junto a su marido y sus dos hijos, Kim Kardashian logró superar el trauma emocional derivado de una de las experiencias más duras de su vida y de hecho, en una entrevista concedida algo más de un año después del incidente no tuvo reparo alguno en asegurar que todo lo ocurrido estaba de alguna forma predestinado.

"Se suponía que tenía que pasarme a mí, se suponía que debía aprender de ello. Cuando la vida te ofrece estas señales, es porque tienes que prestarles atención y actuar en consecuencia. Y creo que estas vivencias me han servido para ser mejor persona y para apreciar lo que de verdad importa en la vida, que son mis hijos. Ahora me preocupo mucho más por lo que muestro en público y soy más precavida", explicó a la publicación Business of Fashion.

Con información del portal Quién.