Agencia
RUSIA.- Este miércoles, integrantes del Ministerio de Interior de Rusia detuvieron en la ciudad de Tambov a un hombre de 27 años que había robado más de 30 millones de rublos, unos 483 mil dólares.

El criminal penetró en la oficina de una empresa y se llevó el dinero de la caja de seguridad. Durante su huida, una cámara de vigilancia grabó cómo perdió varios fajos de billetes en plena calle, pero solo recogió algunos.

También te puede interesar: No más canguros en bares: autoridades les prohíben la entrada

Como resultado de la investigación, la Policía arrestó al sospechoso quien, tras gastar parte del botín en pagar deudas y comprar inmuebles, guardaba el resto en un garaje alquilado.

Ladrón golpea a su cómplice por 'accidente'

Justo cuando dos ladrones se encontraban en medio de lo que pudo ser una más de sus hazañas, uno de ellos quedó ‘aniquilado’; los sujetos pretendían romper el vidrio de una tienda para poder así robar unos artículos, sin duda todo se salió de control en el momento que por error uno de ellos lanzó el ladrillo estrellándolo en la cabeza del otro dejándolo casi inconsciente.

Los sujetos encapuchados acercarse a una tienda y ambos traen un ladrillo en la mano. Uno de ellos se acerca lo más que puede al vidrio y lo arroja, mientras que su compañero preparar su lanzamiento, sin embargo, el primer ladrón se cruza en el peor momento y lo golpea directamente en la cabeza.

Con información del portal de noticias RT.