JERUSALÉN.- La cantante Lana del Rey pospuso su concierto en Israel tras ser blanco de una campaña de rechazo, tras la cual argumentó que no había tenido tiempo de organizar otro concierto en el mismo momento "en Palestina".

De acuerdo a Vanguardia, santeriormente la visita que la cantante había programado a Israel  fue objeto de una campaña propalestina que pretendía cancelar su actuación.

Tras la reciente cancelación, la cantante se disculpó a través de su cuenta de Twitter, diciendo que para ella “es importante cantar en Palestina y en Israel”, así como tratar a todos sus fans “de la misma manera".

También te puede interesar: Así fue la despedida de Aretha Franklin

Elizabeth Woolridge Grant, nombre real de la cantante, notificó semanas antes su participación en el Meteor Festival, evento que se efectuará este mes en el norte de Israel.

Sin embargo, una petición del movimiento BDS, que lucha contra la ocupación de los territorios palestinos, solicitó a la cantante anular su concierto en Israel, señalando  que su música serviría para ocultar "las flagrantes violaciones de derechos humanos" israelíes.

La petición llegó a sumar más de 14 mil 500 firmas, mientras que BDS asegura que a menudo sus presiones provocan la cancelación de conciertos de artistas extranjeros en Israel.

Por otra parte, el rechazo a Israel ha sido manifestado por iniciativa propia, por artistas como Lauryn Hill o Elvis Costello, quienes se han retractado de haber actuado en este país.

BDS pide a empresas, artistas y universidades cortar relaciones con Israel bajo el argumento de que es una manera no violenta de apoyar la causa palestina. A lo que el país de medio oriente denuncia que es en realidad un movimiento para deslegitimarlo.