Agencia
ESTADOS UNIDOS.- Dos mujeres de Pennsylvania, Estados Unidos, pintaron un muro exterior de su casa con los colores de la bandera gay después de que sus vecinos las acosaron con insultos homofóbicos.

Cuando se mudaron al vecindario de Penn Hills, Lisa Licata y Sherry Lau escucharon a sus nuevos vecinos repetir varios insultos contra la comunidad LGBTQ. Por eso, inicialmente, dijeron que su relación era de madre e hija, de acuerdo con medios locales.

Pero la verdadera naturaleza de su relación pronto salió a flote y la amable actitud de algunos vecinos pronto se transformó en acoso, indica el portal de noticias Excélsior en su sitio web.

También te puede interesar: Maestra contrata show de 'Pole dance' para graduación de Kinder

(Huffpost)

A medida que los insultos se intensificaron, Licata y Lau idearon su propia resistencia. Primero, pintaron su barda con los colores del arcoiris, los mismos de la bandera del orgullo gay.

"Cuando protestamos con un arcoiris en la barda dijimos 'bueno, mejor pintemos la casa'", recuerda Licata. "No buscamos tener amigos. Solo vivir en paz. Queremos que el acoso termine".

Una vez que visibilizaron su situación, el trato que recibían en secreto por parte de algunos vecinos cambió por completo.

"La mayoría nos mostró su apoyo... y los vecinos que nos acosaban se han mantenido en silencio por recomendaciones de sus abogados".

Ahora, la pareja tiene planes de extender la pintura por toda la fachada de su casa.

"Este es el siglo XXI. Nosotras vivimos aquí, no nos vamos a mudar. Mi familia nos acepta, mis amistades nos aceptan... si no te gusta la manera en que vivimos nuestra vida, déjanos en paz y estaremos bien", dijo Lau a un diario local de Pittsburgh.