Agencia
PERÚ.- El líder del grupo armado peruano Sendero Luminoso, Abimael Guzmán, y otros nueve dirigentes, fueron sentenciados a una nueva condena de cadena perpetua por el delito de terrorismo por el Colegiado A de la Sala Penal Nacional, dijeron fuentes judiciales.

De acuerdo con excelsior.com, un informe de la agencia peruana de noticias Andina señaló que la sentencia derivó de la participación de Guzmán y los otros nueve implicados en el atentado con un coche bomba en la calle Tarata, que hace 26 años costó la vida de 25 personas.

También te puede interesar: ¡Culpable! Sobrino del Z-40 puede ser sentenciado a cadena perpetua

El Ministerio Público pidió para Guzmán y la cúpula senderista la pena de cadena perpetua por los delitos de terrorismo y narcotráfico, al considerarlos autores mediatos del ataque, aunque la Sala los absolvió del cargo relacionado con drogas.

Los sentenciados son Guzmán, Elena Yparraguire, María Pantoja, Óscar Ramírez Durand, Osmán Morote Barrionuevo, Margot Liendo Gil, Florindo Flores Hala “Artemio”, Laura Zambrano Padilla, Edmundo Cox Beuzeville, y Florentino Cerrón Cardoso.

En la audiencia, que se llevó a cabo en la Base Naval del Callao, la Sala reservó la sentencia contra Moisés Limaco Huayascachi, hoy prófugo de la justicia, y absolvió a Elizabeth Cárdenas Huayta.

La Sala ordenó además el pago de una reparación civil de dos millones de soles, unos 600 dólares, en favor del Estado y de las víctimas del atentado en la calle Tarata, en Miraflores.

Con base en esta nueva sentencia, Osmán Morote Barrionuevo y Margot Liendo Gil volverán a prisión debido a que se encontraban bajo arresto domiciliario desde el 20 de abril, cuando cumplieron su condena por otros delitos vinculados al terrorismo.

Para Abimael Guzmán, Elena Yparraguire , María Pantoja y Florindo Flores Hala, fue la segunda condena a cadena perpetua.

El abogado de Guzmán e Yparraguirre, así como de los demás procesados, indicaron que apelarán la sentencia de cadena perpetua por el delito de terrorismo y se mostraron satisfechos con la absolución por el delito de narcotráfico.