Agencias
ROMA, Italia.- Las dos caídas consecutivas en Jerez y Le Mans obligaban a Jorge Martín a conseguir la victoria en Mugello y nadie se lo iba a impedir. O nada. Porque, además de dos duros rivales, los italianos Marco Bezzecchi y Fabio Di Giannantonio, el español tuvo que superar varios contratiempos para celebrar su tercer triunfo del año en Moto3.

De acuerdo con información de El Mundo, el primero llegó antes de la mitad de la carrera. En la curva cinco, el malayo Adam Norrodin sufrió una caída y, aunque no fue grave, su Honda quedó destrozada. Entonces Martín ya habían conseguido romper el pelotón y quedarse sólo con Bezzecchi y Di Giannantonio y, a la vuelta siguiente, parte de la gravilla que había esparcido por la pista el incidente de Norrodin le saltó encima. El susto fue notable, pero la consecuencia fue leve: la cúpula de su Honda quedó agujereada.

También te puede interesar: Choca motociclista a 300 kilómetros por hora (Video)

Aunque no sería ése su último susto. Unas vueltas después de que su moto quedase dañada, cuando la diferencia del grupo de tres ya era mucho más grande, una liebre saltó de una escapatoria del circuito de Mugello y se le cruzó. Frenó a tiempo y, por suerte, sus perseguidores también lo hicieron. Al final fue sólo una anécdota.

"Me ha pasado de todo. Cuando se me ha roto la cúpula no tenía claro que pudiera ganar y la liebre me ha dado un buen susto, incluso me ha roto el ritmo, pero al final todo ha salido bien", comentó al final Martín que venció con sólo 19 milésimas sobre Bezzecchi, líder del Mundial con tres puntos sobre el español, y de Di Giannantonio.