Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- Un empleado municipal de Londres estuvo a punto de morir luego de que un gigantesco bloque de hielo cayera a pocos metros de donde el hombre trabajaba.

Aunque sea algo inusual o que solo aparezca en las películas, podría llegar a suceder que cuando uno camine por la calle, le pueda caer algo desde arriba: tal vez una maceta de un balcón, una piedra pequeña, excremento de pájaro o hasta una pieza de ropa, publicó El Debate. Pero nunca sucede que un objeto cayera en la cabeza de alguien desde mil metros de altura. Bueno hasta hoy.

También te puede interesar: Niño salva a su amiguito y muere congelado

Esta insólita hazaña le sucedió al barrendero Serhiy Myeshkov, empleado del ayuntamiento de Kew, al oeste de Londres, a quien le cayó un bloque de hielo, de unos 10 kilos aproximadamente, a unos pocos metros de distancia.

“Un trozo de hielo, tal vez de 10 kilos, cayó desde un avión o desde el cielo”

Aunque se desconoce el origen real de la congelada y dura pieza, se piensa que pudo haber caído desde un avión, aunque esta versión no ha sido confirmada.

 “Me siento muy afortunado de seguir con vida”, dijo Myeshkov, consciente de que pudo haber tenido un trágico final de haberse parado un par de metros más a su izquierda.

Amir Khan, empleado de la empresa en donde están instaladas las cámaras de seguridad, afirmó que "fue como el comienzo de una película sobre desastres", agregando que "El barrendero estaba muy confundido y asustado. Todos salieron corriendo a mirar el cielo. Fue una locura".

Es que, la localidad de Kew se encuentra ubicada debajo de una ruta de vuelo que desprende del aeropuerto de Heathrow, en la capital británica.

El hombre narró para Richmond y Twickenham Times como fue que pasó y lo más sorprendente es que el momento justo quedó registrado en las cámaras de seguridad de una compañía de taxis.

"Estaba barriendo un lado de la calle cuando escuchó un estruendo. Un trozo de hielo, tal vez de 10 kilos, cayó desde un avión o desde el cielo. Todo sucedió muy rápido”, relató.

Cayó de un avión

Myeshkov cree que el hielo pudo haber caído desde un avión, ya que el distrito de Kew se encuentra debajo de una de las rutas de vuelo utilizadas por el Aeropuerto de Londres- Heathrow. Aunque esta versión no ha sido confirmada.

El momento fue captado en video por una cámara de seguridad ubicada afuera de una empresa de taxis justo frente a las calles donde se estrelló el hielo que causó confusión en todas las personas que se encontraban en la zona.