Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- Conoce el momento exacto cuando el cantante Luis Miguel niega ser papá de Michelle Salas. La declaración la hizo en 1989, durante el programa de Verónica Castro.

Era el año 1989 y el cantante ya sabía que Stephanie Salas había tenido una hija de él, sin embargo finge con un "ay Dios mío de mi vida, ¿ahora soy papá?, ya no saben que inventar, yo estaría feliz, pero es mentira".

Era el año de 1989, ese año nació su hija Michelle Salas, producto de su noviazgo con la ahora cantante y actriz Stephanie Salas: eso lo sabemos ahora, en aquello años eran rumores entre ciertos conocidos de la farándula y allegados al clan Pinal, pues no olvidemos que Stephanie es hija de Sylvia Pasquel, nieta de Silvia Pinal y sobrina de Alejandra Guzmán

También te puede interesar: 'Culpable o no' de Luis Miguel, hace historia en Spotify

La familia Pinal ya había vivido el drama del embarazo de "Stephi" como ellas la llaman, pues a la pequeña que actuaba en el musical Mame junto a su abuela, ya no le quedaba el vestuario y llegó el momento en que tuvo que abrirse con su abuela y con su madre y decirles que estaba embarazada de Luis Miguel. 

La cantante ha afirmado que apenas supo de su embarazo y se lo comunicó a Luis Miguel, que él le dio su apoyo, se mostró “algo sacado de onda”, pero feliz, tanto que no dejaba de tocarle la pancita y decirle que todo iba a estar bien, sin embargo pronto desapareció. Eso lo contó en exclusiva Stephanie a la revista Hola, de donde se extrajo el fragmento en el que Salas habla de cómo se lo dijo a Luis Miguel:

Cuéntanos cómo le diste la noticia de tu embarazo a Luis Miguel

—Lo busqué, pero también sabía que con Luis Miguel hay que esperar a que él te hable; porque así es con él. Si tú lo estás buscando va a estar muy difícil encontrarlo, pero tarde o temprano te va a buscar. Entonces yo empecé a aceptar eso y a entenderlo, y así fueron las cosas. Así que cuando él me buscó, le pedí que nos viéramos porque tenía una noticia que darle. Nos citamos en el departamento que por entonces tenía en Polanco.

¿Qué tendrías? ¿Tres, cuatro meses?

—Sí, más o menos. Y de repente...Oye, pues... es que te he estado buscando porque tengo algo que decirte. «¿Qué pasó? ¿Todo bien?», me dijo. Él no sospechaba nada. Y echando mano de las fuerzas y el valor que pude con tan corta edad, le dije que estaba embarazada. Fue difícil. No lo quieres ver a él enojado. Así como es de encantador también tiene un lado de mucho carácter. Obviamente yo estaba con muchos nervios, mucha angustia, pero también me sentí muy bien de decírselo; me sentí liberada. «Ahora ya lo sabes», le dije. Para él fue un cubetazo de agua fría. «¡Cómo es posible!», fue lo primero que dijo, y después hubo un silencio como de 5 o 10 minutos, no lo sé; un silencio muy profundo, y luego un «Uffff». Temí que tras el silencio viniera lo peor. Era como una ola que se aleja para regresar con la fuerza de un tsunami. Creo que tuvo sentimientos encontrados, lo meditó, lo digirió, y reaccionó de una manera muy sensata y ecuánime. En ningún momento se puso como loco, ni enojado, ni agresivo. Sacó esa parte de hombre maduro y me dijo, mientras me tocaba el vientre: «Todo va a estar bien. Tú no te preocupes. Nada les va a faltar porque yo voy a estar ahí». Después me llevó a mi casa, y en el camino fue acariciándome la panza. No me la dejaba de tocar. Lo sentí feliz y fascinado. Fue algo muy bonito. Y volvió a repetirme: «Aquí estoy, no va a faltarte nada. Lo que se te ofrezca». Después él continuó con sus giras y perdimos el contacto.

Esa es la versión que contó hace poco a la revista Stephanie Salas y aunque Luis Miguel la ha dejado mal parada en la serie, pues la retrata como una alcohólica que se le "ofrece" al cantante y le insiste hasta que cae en sus redes, en la vida real la cantante ha sido defendida por personajes como Roberto Palazuelos, quien tildó a Luis Miguel de poco caballeroso, al retratar así a la madre de su hija.

Sin embargo en 1989, quien estaba mintiendo y fingiendo que no sabía nada de su hija, quizá por imagen o merketing o porque en ese momento era el artista Pop más grande de habla hispana, el hecho es que cuando en el programa "Aquí está", Verónica Castro le asegura que hay rumores de que ya es papá, el finge sorpresa y dice "ya no saben que inventar". 

-Todavía no llegamos a ese tipo de preguntas, pero te las voy a preguntar, porque los periódicos dicen muchas cosas. Que tú con ésta, que con la otra, que ya eres papá de una niñita, tu dime, ¿Es verdad o no?, lo cuestiona Verónica.

-Ay dios mío de mi vida, ¿ahora soy papá? Ya no saben que inventar, pero está bien, que yo sepa no, o no me han avisado. Pero no es cierto, no es cierto, ojalá y así fuera. Yo estaría feliz. Me gustaría tener muchas mujeres, pero hijos todavía no, en este momento de mi vida no. Esta es la máxima (mentira). ¿Ahora soy papá?, contesta con cara de sombro Luis Miguel.

-¿No sabes de quién?, le cuestiona Castro

-No he leído y no soy consciente de que sea padre y si lo soy, pues felicítenme. 

Al final bromea con Verónica y le dice "te dije que tomaras tus precauciones, sino ya sabes lo que pasa". 

Todo ocurre en el minuto 3:55.