Agencia
Ucrania.- En la ciudad ucraniana de Mykoláiv, una maestra de una guardería ha sido acusada de agredir a una niña de cuatro años, informan medios locales. La madre de la presunta víctima afirma que vio con sus propios ojos cómo la educadora daba patadas a su hija.

"Abrí la puerta y vi que [la maestra] agarró a mi hija por la espalda, la arrojó al suelo y luego le dio varias patadas. La niña lloraba, yo grité, y la maestra se dio la vuelta y me miró en estado de 'shock'", dijo Anastasía. Pillada 'in fraganti', la maestra se apresuró a explicarse: "Lo siento, esta es la primera vez que sucede, no va a repetirse".

También te puede interesar: Alumnos graban a su maestra consumiendo... ¡cocaína! (video)

La mujer se quejó a los superiores de la maestra, que se pusieron del lado de su empleada alegando que tiene 40 años de experiencia y que durante ese tiempo su conducta ha sido impecable.

La acusada explicó que se vio obligada a actuar de esa manera para "calmar a la niña durante un ataque de nervios", pero Anastasía asegura que su hija nunca antes había tenido ataques de este tipo y decidió acudir a la Policía. "Ningún niño merece esta actitud, da igual cómo se comporte", afirma la mujer, quien agrega que tras este incidente la pequeña tenía moretones en la espalda y las rodillas.

La maestra negó su culpa, pero decidió abandonar el trabajo por su propia voluntad. Por su parte, los investigadores ya la han convocado para la interrogación