Agencia
INGLATERRA.- El Arsenal, cuarto en la tabla, llegaba lanzado al duelo e imbatible en el Emirates Stadium: de llevarse la victoria lograría 13 triunfos consecutivos en casa por primera vez desde noviembre de 2005. Además, los del norte de la capital sólo han perdido uno de sus últimos cinco enfrentamientos en el Emirates contra el United (2V y 2E), indica El Comercio en su portal.

Éste será, además, el decimoctavo cara a cara entre dos viejos conocidos como son Wenger y Mourinho, en los que el técnico luso sale mejor parado, ya que tan sólo se ha inclinado dos veces ante el francés: ocho victorias, siete empates y dos derrotas.

También te puede interesar: Dan de baja a Samuel Umtiti por lesión en la pierna

La principal baja en el Arsenal fue la del delantero Alexandre Lacazette, el fichaje más caro de la entidad, que se tuvo que retirar lesionado en la goleada del miércoles sobre el Huddersfield (5-0). Todo apunta a que será Giroud, autor de un doblete en ese encuentro, el que saldrá de inicio junto a Alexis Sánchez y Mesut Özil.

Al llevarse los tres puntos en el Emirates Stadium, el equipo de Mourinho redujo, al menos momentáneamente, la diferencia con el líder, el Manchester City, a cinco puntos. El conjunto de Pep Guardiola juega el domingo en casa ante un rival a priori más asequible como es el West Ham, que llega tras ser goleado ante el Everton (4-0).

Los 'Diablos Rojos' ganaron 3-1 en condición de visitante. Los goles fueron anotados por Antonio Valencia y Jesse Lingard (x2). Descontó Lacazette para los 'gunners'