Agencia
Pakistán.- Las protestas estallaron en Pakistán después de conocerse la violación y asesinato de una niña de siete años en un distrito al sur de Lahore. Cientos de personas se encendieron por la ira de lo que consideran el resultado de un fracaso de las autoridades para investigar tales casos.

La ciudad de Kasur, en el este de Pakistán, se encuentra hoy paralizada, con mercados cerrados y carreteras bloqueadas. Es el doceavo asesinato de este tipo que sacude a esta ciudad en un año, lo que ha despertado la preocupación de que un asesino en serie ande suelto, informa el portal La Vanguardia.

Un portavoz de la Policía de Kasur, Mohamed Usman, confirmó los disturbios y las protestas: “La situación es tensa, pero está bajo control”, dijo mientras la principal protesta se mantenía frente al mayor hospital de la ciudad. Las manifestaciones se extendieron hoy a Lahore, capital de la provincia, y también la capital del país, Islamabad.

También te puede interesar: Aumentan los muertos por tormenta en Francia

Se desataron ayer, un día después de que apareciera en la basura el cadáver de la niña, Zainab Ansari, que había desaparecido el jueves de la semana pasada cuando se encontraba al cuidado de un tío mientras sus padres viajaban a Arabia Saudí de peregrinación religiosa.

Foto: La Vanguardia 

La aparición del cuerpo de la pequeña, que según los exámenes preliminares sufrió abusos sexuales antes de morir, desató la ira de los habitantes de Kasur, una ciudad que ha vivido varios episodios y escándalos de abusos a menores en los últimos años, con hasta siete casos recientes.

Las protestas, en las que pedían la ejecución pública del asesino de la niña, generó fuertes disturbios en la ciudad con choques con la Policía. Otro portavoz policial, Khalid Iqbal, informó de que se han presentado denuncias contra tres policías por la muerte a tiros ayer de dos manifestantes que formaban parte de un grupo que presuntamente intentó asaltar las oficinas del comisionado adjunto de la ciudad, a lo que los oficiales respondieron con disparos.

Búsqueda del criminal 

Iqbal señaló que continúa la búsqueda del asesino de la niña, pero que hasta ahora no han tenido éxito. Shehbaz Sharif, jefe de Gobierno de la provincia del Punyab, donde se encuentra Kasur, visitó hoy a los padres de la niña y les prometió que los culpables “recibirán el mayor castigo”, informó la administración provincial en su cuenta de Twitter.

“(Sharif) ha anunciado 10 millones de rupias (unos 130 mil euros) para cualquiera que brinde información sobre el secuestrador”, aseguró el portavoz del gobierno de Punjab, Malik Muhammad Ahmad Khan. Además, no descartó la posibilidad de que estuvieran ante un caso de un asesinato en serie.

Foto: La Vanguardia 

La familia de Ansari duda de que se haga justicia. “No tenemos expectativas de la policía, ya que dimos pruebas, incluidas las imágenes de cámaras de seguridad, pero no pudieron hacer nada”, afirmó su tío, Hafiz Muhammad.

Adnan dijo que el secuestrador esperó a arrojar el cadáver después de que los grupos de búsqueda se tomaran un descanso tras haber estado cuatro días buscando. “Parece que el secuestrador es una persona de la zona que se acercó a Zainab para llevarla consigo, probablemente diciéndole que la llevaría con sus padres”, añadió.