Agencias
NICARAGUA.- El documentalista guatemalteco Eduardo Spiengler murió debido a que durante las manifestaciones en Nicaragua las personas derribaron el ‘Árbol de la vida’. La estructura metálica cayó encima de él y nadie se había dado cuenta de que él quedó aplastado y comenzaron a saltar encima de ella. 

También te puede interesar: Violencia en Nicaragua deja más de 30 muertos

Foto: El Español.

De acuerdo con el portal Excélsior, en redes sociales circulan distintos videos en los que se aprecia el momento en el una de las estructuras metálicas cae sobre el cineasta quien, pese a correr para ponerse a salvo, es aplastado.

De acuerdo con medios locales, algunas personas ya se habían acercado a Spiegler, quien tomaba fotografías de la protesta, para advertirle del peligro que representaba estar tan cerca del “Árbol de la vida”, así como del lugar en donde caería éste.

Tras esto, decenas de manifestantes celebraron la caída de la estructura y corrieron para subir y brincar sobre ésta, pero al parecer nadie se percató que el también documentalista que llevaba varios años viviendo en Nicaragua estaba debajo.

Aunque más tarde Eduardo Spiegler fue rescatado y trasladado al Hospital Vivian Pellas, fue en vano, ya que el joven ya había perdido la vida.

Al respecto, la familia del cineasta y su esposa Rossana Baumeister emitieron un comunicado para lamentar el fallecimiento de este hombre quien realizaba su labor profesional “desde su compromiso con la causa de la justicia y la libertad de los pueblos del mundo”.

Imagen: Especial.

En el escrito llaman a no “manipular bajo ninguna forma” la información y el deceso de Spiegler, así como a eliminar de los medios de información y las redes sociales los videos del trágico momento.

Hasta el 30 pasado 30 de abril, había registros de más de 60 personas muertas en las manifestaciones en contra de la administración de Daniel Ortega, en Nicaragua.

El pasado 14 de febrero, el gobierno aceptó que una Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) acuda al país para observar la situación que se vive allí tras las manifestaciones de los últimos días.