Agencia
RUSIA.- Decenas de miles de manifestantes se movilizaron en toda Rusia el sábado, en protesta contra los planes de elevar la edad en la cual los rusos pueden recibir pensiones estatales.

Unas 10 mil personas asistieron a una concentración en Moscú convocada por el Partido Comunista.

Otros tantos lo hicieron en Ekaterimburgo, y se informó de manifestaciones en Rostov, Volgogrado y otras ciudades grandes. En lo inmediato no hubo reportes de arrestos, indica el portal Excélsior en su sitio web.

La cámara baja del parlamento dio aprobación inicial a una medida que elevaría gradualmente la edad de jubilación de 60 a 65 años para los hombres y de 55 a 63 para las mujeres.

También te puede interesar: Príncipe Carlos fue engañado por cura preso por abuso

Los manifestantes reclamaron un referendo nacional sobre el tema antes de que el parlamento vuelva a considerarlo al reanudar las sesiones en septiembre.

"Esta no es una reforma, sino un crimen contra la nación", exclamó el líder del Partido Comunista, Guennadi Ziuganov, ante los manifestantes en el centro de Moscú.

El proyecto ha sido criticado por varios partidos políticos.

"Muero antes de jubilarme", rezaba una de las pancartas que enarbolaban los manifestantes.

Según el instituto de estadística Rosstat, alrededor de un 40 por ciento de los hombres de entre 60 y 65 años y de las mujeres de entre 55 y 63 años sigue trabajando a pesar de estar jubilados.

El presidente Vladimir Putin, quien durante más de un mes se abstuvo de comentar el proyecto de ley, afirmó finalmente que aunque no le gustaba el aumento de la edad de jubilación, este era necesario.  

Putin recordó que en 1970 había 3,7 trabajadores por cada jubilado y hoy hay seis trabajadores por cada cinco jubilados.

"Este número va a bajar y entonces el sistema va a reventar", advirtió.