Agencia
SAN JUAN, Puerto Rico.-  Las autoridades de Puerto Rico evacuaron el domingo a personas que viven en zonas costeras del norte de la isla y cerraron varias playas y carreteras ante una inusual marejada con olas de hasta seis metros (19 pies) de altura.

De acuerdo con información del portal de noticias Vanguardia, la marejada es provocada por un sistema de baja presión al norte de la isla y generará las mayores olas, con posibles inundaciones, durante el lunes, de acuerdo con el servicio meteorológico estadounidense.

El Departamento de Seguridad Pública anunció la tarde del domingo que las personas que viven en zonas costeras deben desalojar las áreas en riesgo. También anunció el cierre de carreteras costeras a partir de la noche del mismo día.

También te puede interesar: Capturan a tres mexicanos con cocaína en Costa Rica

La alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, informó el cierre de algunas playas y dijo que se habían habilitado algunos refugios para alojar a personas que viven en barrios costeros que pudiesen resultar afectados por los altos oleajes.

Las olas registradas durante la tarde del domingo provocaron ligeras inundaciones en varias localidades, cuando la isla no ha logrado reponerse del devastador paso en 2017 de los huracanes María e Irene, que dejaron millonarias pérdidas a la infraestructura.

En Loíza, al oeste de la capital, varias familias fueron evacuadas, informó la alcaldesa Julia Nazario.

La ministra de Educación, Julia Keleher, anunció en un comunicado la cancelación de clases el lunes en 24 escuelas, incluidas 10 de la capital, ante la posibilidad de que sean afectadas por los oleajes. La medida afecta a más de 6.000 estudiantes.

El servicio meteorológico mantiene una alerta para gran parte de la costa oeste y norte de la isla durante el lunes debido a las condiciones marítimas “amenazantes”.

El gobernador Ricardo Rosselló exhortó a la población, a través de su cuenta en Twitter, a tomar precauciones y mantenerse atentos a los boletines del Departamento de Seguridad.