Agencia
Meriden, Connecticut.- La policía de Connecticut acusó a un hombre que según dicen trata de vender serpientes venenosas.

De acuerdo con el portal de noticias El Debate, la policía ambiental del estado acusó el jueves a Cameron DeFrances, de 21 años, de múltiples cargos de posesión ilegal de animales salvajes y peligro imprudente después de encontrar siete serpientes vivas en su casa de Meriden. Se descubrió una víbora, varias cobras y dos serpientes muertas.

También te puede interesar: ¡De miedo! Serpiente entra bajo el pantalón de un hombre

Funcionarios estatales obtuvieron una orden de búsqueda luego de recibir un aviso del Servicio de Pesca y Vida Silvestre de los Estados Unidos de que DeFrances estaba vendiendo serpientes a través de las redes sociales.

Las serpientes fueron capturadas y transportadas a una instalación de reptiles con la ayuda de un especialista calificado.

DeFrances fue liberado con un bono de mil dólares en espera de la fecha de la corte del 10 de mayo. Un número de teléfono de la casa listado para DeFrances estuvo fuera de servicio el viernes.