Agencia
CANADA.- El consumo y cultivo de marihuana serán legales en Canadá a partir del 17 de octubre, anunció el primer ministro Justin Trudeau ante la Cámara de los Comunes en Ottawa.

De acuerdo con vanguardia.com, Canadá se convertirá así en el primer país del G7 en autorizar el uso recreativo de esta droga y el segundo del mundo después de Uruguay.

El anuncio ocurre luego de que las dos cámaras del Parlamento aprobaran esta semana el proyecto de ley del gobierno liberal.

También te puede interesar: Consumir marihuana ‘por puro gusto’, ya es legal en Canadá

La ministra de Sanidad, Ginette Petitpas Taylor, celebró el anuncio: "Me complace que la ley del cannabis haya sido aprobada por el Parlamento, este proyecto de ley pone fin a la prohibición y da paso a una política responsable y justa", escribió en Twitter.

Canadá ya autorizó el uso de cannabis con fines terapéuticos en 2001. La prohibición estaba vigente desde 1923.

De acuerdo con la nueva ley, los adultos que tienen al menos 18 o 19 años de edad, según la provincia o el territorio, pueden legalmente comprar, cultivar y consumir una cantidad limitada de mariguana.

Hasta el 17 de octubre, seguirá siendo ilegal en Canadá salvo que sea autorizado para fines médicos o científicos, según un comunicado del gobierno.

Cada hogar canadiense podrá cultivar hasta cuatro plantas y una persona puede portar hasta 30 gramos de mariguana legal en lugares públicos, dijo el gobierno.

Trudeau explicó en el Parlamento que la intención del Gobierno canadiense con esta medida, una de sus promesas electorales, es "proteger a los jóvenes" y poner fin a una de las vías de financiación del crimen organizado.

Además, precisó que algunas de las regiones del país, como Québec, Ontario y la Columbia Británica, han pedido tener más tiempo para ajustarse a la nueva legislación, por lo que el Ejecutivo canadiense les ha otorgado un plazo de 17 semanas.

Justin Trudeau ha manifestado estar convencido de que después de Canadá seguirán despenalizando su uso otros grandes países.

Algunos países occidentales "reconocen que Canadá está siendo audaz (...) y reconocen la honestidad" del país, que admite que el actual sistema represivo"no funciona para evitar que nuestros jóvenes tengan un acceso fácil a la marihuana", declaró Trudeau en mayo.

Será potestad de las provincias organizar la venta de cannabis en tiendas autorizadas, en algunos casos en la forma actual de las tiendas de venta de alcohol controladas por el gobierno.