Agencia
PUEBLA.- Se registró el sexto feminicidio en Puebla en apenas 15 días del 2018. La víctima es Emeli, una niña de 11 años, que fue violada y asesinada en el municipio de Tulcingo del Valle.

De acuerdo con información del portal de noticias Vanguardia, su madre descubrió a la menor alrededor de las 8 de la mañana cuando le habló para que se fuera a bañar, sin embargo, al ver que no respondía fue a buscarla.

La mujer encontró a Emeli en su habitación sin signos vitales y llena de sangre en la zona genital. A la niña la violaron y mataron durante la madrugada cuando su familia dormía.

También te puede interesar: Investigan doble feminicidio de madre e hija en Puebla

La Fiscalía General del Estado (FGE) acudió al lugar para levantar al cadáver y comenzar las diligencias correspondientes.

Hasta el momento se han registrado seis feminicidios en el estado poblano.

Leticia de 60 años fue asesinada de un balazo en la cara en la colonia Altavista. A Rocío de 20 años la degollaron y enterraron en el municipio de Palmar de Bravo.

Lorena y Luisa, fueron ejecutadas mientras trabajaban en un domicilio en el municipio de Tehuacán. Mientras que a Elvia la mataron cuando unos sujetos entraron a robar a su domicilio.

Un hecho del 2017

Debido a la extrema violencia con la que se perpetró el crimen, la Fiscalía General del Estado investiga como doble feminicidio el asesinato de una madre y su hija en Palmarito Tochapan, junta auxiliar de Quecholac, el pasado 13 de diciembre.

En entrevista con Página negra, el fiscal Víctor Carrancá Bourget señaló que una de las líneas de investigación señala si un conocido o un familiar realizó ambos asesinatos, esto debido a que la puerta de la casa no estaba forzada, informa Sin Embargo.

"Es un hecho muy desafortunado en el que fueron privadas de la vida dos mujeres, madre e hija. En un principio hay faltante de diversos objetos lo que nos pudiera indicar un robo. Sin embargo tenemos una línea de investigación que el responsable podría ser un conocido de ellas", explicó Carrancá.