Agencia
OAXACA, Oaxaca.- A escasas horas de haber abandonado el penal de Santa María Ixcotel, en donde permaneció desde el pasado 4 de abril, el traumatólogo pediatra Luis Alberto "N", acusado del homicidio del menor Edward, ofreció una rueda de prensa donde manifestó su indignación sobre la criminalización del acto médico.

Luis Alberto destacó que no está pidiendo impunidad, sino que el proceso que enfrenta se realice conforme a derecho.

"Con todo respeto hacia la familia de mi paciente, entendemos el dolor de la familia, algunos lo hemos experimentado. No es nada fácil. En mi caso, espero que la familia encuentre un consuelo y resignación", dijo el doctor.

También te puede interesar: Liberan a médico acusado de homicidio

Señaló que "cualquier médico podría encontrarse en la misma situación" y dijo que es indignante que la condena del acto médico suceda en el estado de Oaxaca.Frente a representantes de medios de comunicación, reiteró que los médicos nunca tienen la intención de dañar a sus pacientes.

El médico agradeció el apoyo de sus abogados y familiares, quienes lograron que continuara su proceso en libertad.

Tras los cuestionamientos de la prensa, el doctor evitó hablar sobre lo que sucedió el día en que Edward murió y aseguró que todo se encuentra en manos de las autoridades.

Respecto al paro de labores que se llevó a cabo para apoyarlo, afectando a miles de derechohabientes en el país, dijo que los médicos tienen derecho a manifestarse, y la movilización sirve para protestar contra las arbitrariedades que se cometen en el sector salud.

"Las áreas de urgencias siguen funcionando", añadió. Asimismo, declaró que el movimiento "es un parteaguas para legislar a fin de que estas situaciones no vuelvan a suceder", y añadió que se reincorporará a sus labores de inmediato.

En tanto, su defensa presentará una propuesta de iniciativa de ley que será llevada al Congreso, que pretende evitar el enjuiciamiento por homicidio doloso de cualquier médico.

El abogado defensor del galeno, Abraham Dávila, explicó que las autoridades ajustaron el procedimiento, tras presentar un recurso, con el que se logró que el especialista continuara el proceso en libertad.

Acusó a las autoridades de actuar inapropiadamente al señalar un acto doloso en el procedimiento que realizó el médico, pese a que en el expediente se revelan errores médicos.